IPSA cae en abril y cierra en torno a zona de soporte clave

Las acciones chilenas cerraron en negativo en abril, con una pérdida del 1,37% y muy cerca de borrar todas las ganancias del 2019.

Una fuerte toma de ganancias en torno a la zona de los 5.500 puntos a fines de febrero y tras validar la resistencia definida por la media móvil simple de 100 días a mediados de abril, la bolsa chilena mantiene un fuerte sesgo bajista de corto plazo.

En este momento, el IPSA se encuentra testeando el importante piso técnico definido por el nivel de los 5.150 puntos, por lo que una fuerte caída por debajo de dicho nivel debería presionar a la bolsa local en busca de los mínimos del 2018 en torno a la zona de los 5.000 puntos.

Los indicadores técnicos MACD y RSI siguen operando a la baja sin entregar aún señales claras de recuperación.

A mediados de enero gatillamos señales de venta en las acciones chilenas y nos hemos mantenido en fondos de renta fija corporativa de largo plazo mientras sigamos viendo signos de debilidad en la bolsa local.

A la fecha, nuestra estrategia mantiene un retorno del 8% en el 2019, mientras que el IPSA acumula sólo un 1% de rentabilidad en lo que va del año.

Los comentarios están cerrados.