IPSA mantiene presión vendedora de corto plazo c/resistencia en 4.000 puntos

Tras aprobada la idea de legislar respecto al retiro del 10% del saldo en las AFP la bolsa chilena ha corregido mas de un 6%, con el principal índice accionario nacional borrando completamente las ganancias del mes que acumulaba hasta el 7 de julio.

En este momento, las acciones chilenas siguen operando bajo presión vendedora pero estabilizándose en torno a la media móvil móvil simple de 50 días.

La zona de resistencia de corto plazo corresponde al nivel de los 4.000 puntos, mientras que una caída bajo el soporte de los 3.900 puntos podría gatillar nuevas órdenes de venta y presionar a las acciones locales en busca del siguiente piso técnico en los 3.600 puntos (banda inferior de Bollinger para una media móvil de 50 días y 2 desviaciones estándar).

Los comentarios están cerrados.