Cobre se encamina a cerrar la semana en terreno positivo por cierre de posiciones cortas

El cobre se encaminaba el viernes a anotar su primera alza semanal en casi dos meses después de que un acuerdo entre la Unión Europea y Estados Unidos redujo los temores de que nuevas barreras comerciales erosionen la demanda por metales.

La ruptura del soporte de los US$2,9 la libra a fines de junio confirmó el cambio de tendencia en el metal, gatillando nuevas órdenes de venta por preocupaciones de que una guerra comercial pueda dañar a las economías. Sin embargo, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, insinuó una línea más flexible esta semana con un acuerdo para trabajar con la Unión Europea para eliminar las barreras comerciales sobre bienes industriales.

La mayoría de los demás metales industriales también subieron esta semana desde mínimos de varios meses, pero la impredecibilidad de Trump hace que cualquier recuperación sea frágil, dijo la analista Caroline Bain, de Capital Economics.

China trabajaba para suavizar el impacto de disputas comerciales con un plan para destinar más dinero a proyectos de infraestructura y aliviar restricciones a los préstamos a gobiernos locales, dijeron fuentes a Reuters.

Otro de los factores que respaldaba los precios del cobre era la amenaza de una huelga en la mina Escondida en Chile, el yacimiento de cobre más grande del mundo, después de que su operador BHP hizo una oferta final a los trabajadores esta semana con un alza salarial menor a la exigida por los sindicatos.

Técnicamente, una pérdida de momentum en el precio del metal rojo en torno a la resistencia de los US$2,9 la libra, debería gatillar nuevas órdenes de venta y presionar al metal en busca del próximo soporte en la onza de los US$2,5.

Los comentarios están cerrados.