Análisis Técnico Índice de Mercados Desarrollados y Emergentes

Recomendamos reducir exposición en renta variable y aumentar en renta fija

En renta variable preferimos sobreponderar Desarrollados por sobre Emergentes

Las acciones de mercados desarrollados terminaron la semana con ganancias tras tres semanas de retrocesos. El índice MSCI World subió cerca de un 1% por cierre de posiciones cortas en torno a la zona de soporte de los US$500.

Tras alcanzar máximos en la zona de los US$550 a fines de enero, el índice de mercados desarrollados ha retrocedido un 8%.

El índice MSCI World viene operando dentro de un canal alcista de largo plazo desde el 2008, sin embargo ha debido enfrentar dos correcciones importantes cercanas al 25% el 2011 y 2015, por lo que tras encontrar una fuerte resistencia a comienzos de año vemos una alta probabilidad de un nuevo episodio de corrección en busca del límite inferior del canal alcista.

Los indicadores técnicos RSI y MACD, en el gráfico de cierres mensuales, comienzan a entregan señales de venta, por lo que una ruptura por debajo de la media móvil simple de 20 meses debería gatillar nuevas órdenes de venta y presionar a las acciones globales hacia la zona de soporte de los US$430, lo que representa una caída potencial cercana al 15%.

Por su parte, el índice de Mercados Emergentes ha retrocedido cerca de un 18% desde sus máximos de enero, con confirmación de ruptura del soporte de la tendencia alcista de largo plazo a inicios de junio.

La media móvil simple de 50 semanas entregaba un importante piso al índice desde el 2016, por lo que la ruptura del soporte en torno a la zona de los US$1.125 confirma claramente el cambio de tendencia con expectativas de nuevos retrocesos en el corto plazo.

A la baja, el próximo soporte corresponde a la zona de los US$1.000 en primera instancia y posteriormente la zona de los US$900, lo que representa una caída potencial de un 5% y un 15% respectivamente desde los niveles actuales.

No se admiten más comentarios