S&P recupera terreno en las últimas sesiones, pero aún se mantiene bajo zona de resistencia clave

Las acciones de Wall Street subieron el jueves por tercera sesión consecutiva impulsadas por las declaraciones del presidente Donald Trump de que las negociaciones comerciales con China están “avanzando muy bien”.

Trump dijo que planea reunirse con el líder chino, Xi Jinping, en la cumbre del G-20 que se celebrará a fin de mes en Argentina. 

A pesar de terminar con ganancias el miércoles, el S&P 500 pierde más de un 6% en los últimos 30 días, revirtiendo gran parte de las ganancias del 2018, debido a temores por la disputa comercial global, al aumento de los costos del crédito y que el crecimiento de las ganancias corporativas en Estados Unidos se debilite más que lo previsto en 2019.

Técnicamente, el índice bursátil confirmó la ruptura del importante soporte de los 2.750 puntos definido por la media móvil simple de 40 semanas, gatillando una fuerte presión vendedora en las acciones de Wall Street tras confirmar el fin del movimiento alcista iniciado el 2016.

En este momento, el índice ha encontrado algo de presión compradora en torno al soporte de los 2.670 pts. llevando al S&P500 en busca de la resistencia representada por la media móvil de 40 semanas, por lo que el sesgo bajista se mantiene intacto mientras el índice siga operando bajo dicho nivel. 

El gráfico de cierres semanales muestra a los indicadores técnicos RSI y MACD operando a la baja y con espacio para nuevos retrocesos, por lo que no esperamos que el rebote técnico dure mucho tiempo.  

Por su parte, el gráfico de cierres mensuales muestra que en un proceso de reversión a la media el índice S&P 500 podría corregir hasta el soporte definido por la media móvil de 40 meses en torno al nivel de los 2.400 puntos, antes de retomar la tendencia alcista de largo plazo, lo que representa un ajuste de un 12% desde los niveles actuales.

Los comentarios están cerrados.