Acciones globales comienzan a mostrar signos de debilidad de corto plazo

El índice mundial de acciones ACWI, referente de la renta variable global, comienza a mostrar signos claros de agotamiento.

Tras subir más de un 40% desde los mínimos de marzo, el índice ACWI entrega señales de falta de combustible para el impulso alcista que recuperó gran parte de las pérdidas provocadas por la crisis del covid-19.

En este momento, el indicador de fuerza relativa RSI entrega señales de venta y con espacio para nuevos ajustes.

Una fuerte caída en el volumen de las últimas semanas podría ser el punto de inicio para una importante corrección por toma de utilidades, por lo que es recomendable reducir la exposición en renta variable a la espera de este nuevo proceso de ajuste.

Los comentarios están cerrados.