EEUU pierde 20.000 empleos en enero

Los empleadores estadounidenses eliminaron 20.000 puestos de trabajo en enero, pero la tasa de desocupación cayó a un mínimo de cinco meses del 9,7 por ciento, según un informe oficial del viernes que sugirió que el mercado laboral está repuntando lentamente.

El informe del Departamento de Trabajo mostró también que en diciembre se eliminaron 150.000 empleos frente a los 85.000 reportados preliminarmente, aunque la cifra de noviembre fue revisada a un aumento de 64.000 puestos de trabajo, desde los 60.000 anteriores.

Según revisiones a los registros anuales en los datos de empleo, la economía ha eliminado 8,4 millones de puestos desde el inicio de la recesión en diciembre del 2007.

Los analistas consultados por Reuters esperaban que las nóminas no agrícolas mostraran una creación de 5.000 nuevos puestos de trabajo en enero y que la tasa de desempleo se ubicara en un 10,1 por ciento, desde el 10,0 por ciento de diciembre.

La mediana de las predicciones de los 20 expertos más precisos estimaba que las nóminas permanecerían sin cambios.

Las acciones en Wall Street abrieron con leves alzas tras el dato, mientras que los precios de los bonos de la deuda del Tesoro permanecían estables en niveles bajos. El dólar, por su parte, avanzaba contra el yen y el euro.

Un fuerte incremento en el número de personas que desistieron en su búsqueda de empleo fue el principal factor detrás de la caída en la tasa de desocupación. La cifra de cesantes que se cansaron de buscar trabajo subió con fuerza a 1,1 millones ene enero, desde los 734.000 de un año atrás.

Con los estadounidenses cada vez más nerviosos ante la elevada tasa de cesantía, el presidente Barack Obama ha declarado que la creación de empleos será la prioridad de su Gobierno en el 2010.

Los correligionarios demócratas del presidente temen que los votantes puedan castigar al partido en las elecciones parlamentarias de noviembre, si el Gobierno no logra reducir la elevada tasa de desocupación.

Los analistas especulan que un declive en el desempleo podría llevar a la Reserva Federal a elevar sus tasas de interés antes de lo esperado.

Los mercados financieros también se han mostrado preocupados por la posibilidad de que el desempleo en Estados Unidos pueda permanecer elevado por un largo periodo.

La economía del país volvió a crecer en la segunda mitad del 2009 y una recuperación del mercado laboral es crucial para que una recuperación autosostenible siente sus bases.

Aunque las pérdidas de empleos en los meses anteriores fueron más fuertes de lo que se pensaba inicialmente, el desglose del informe de enero alienta la visión de que la peor parte para el mercado laboral ya quedó atrás.

El mes pasado, el sector de servicios creó 40.000 puestos laborales tras haber eliminado 96.000 plazas en diciembre. La cifra incluye un aumento en el empleo del Gobierno federal, en parte como resultado de la contratación de personal para el censo 2010.

El empleo de ayuda temporal creció en 52.000 plazas, manteniendo una tendencia al alza vista el mes pasado.

Las nóminas manufactureras del mes pasado crecieron en 11.000 trabajadores, su primer avance desde enero del 2007. Sin embargo, el sector de la construcción siguió siendo la piedra en el zapato de la recuperación, perdiendo 75.000 empleos, probablemente golpeado por un clima demasiado frío.

En diciembre, las nóminas para el sector constructor cayeron en 32.000 plazas.

En otra señal de mejoría en el mercado laboral, el promedio de la semana de trabajo subió inesperadamente a 33,3 horas, su nivel más alto en un año, desde las 33,2 horas en diciembre. El promedio salarial por hora aumentó a 18,89 dólares, desde los 18,84 dólares en diciembre.

Deja una respuesta