Bolsas bajan en Asia desde máximos en 6 semanas, cae el euro

El petróleo y las divisas de alto rendimiento retrocedían el martes desde máximos de varias semanas, y las bolsas asiáticas cayeron luego de que los inversores hicieron una pausa en su reciente búsqueda de activos de riesgo.

Pero los inversores parecían estar buscando razones para soltar más dinero en momentos en que el ánimo optimista del día anterior se desvanecía, y algunos operadores dijeron que ésta era una oportunidad para recoger ganancias.

Algunos analistas dijeron que el súbito declive en el optimismo posiblemente sea temporal. De hecho, señalaron que las encuestas muestran que los inversores están ansiosos de retener menos efectivo, indicando que el apetito por activos de riesgo se está fortaleciendo.

«Durante la reciente turbulencia del mercado, los inversores han estado nerviosos, pero no hay una señal de una carrera hacia la seguridad del efectivo», dijo Barclays en una nota, y agregó que espera un aumento en la demanda de activos de riesgo, aunque a un ritmo lento y con fuertes altibajos.

El martes se cumplieron 12 meses del cierre mínimo en 13 años de S&P 500’s.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas exhibía poca variación, luego de tocar el lunes su máximo nivel en más de seis semanas, impulsado por optimistas datos económicos estadounidenses reportados la semana pasada.

Bank of America-Merrill Lynch, destacando que el índice ha ganado casi un 70 por ciento desde ese mínimo, sostiene que la historia muestra que los precios de las acciones continúan subiendo en el segundo año luego de un mercado bajista.

«Sólo una vez el ‘año dos’ fue un año de rendimiento negativo», dijo la firma, refiriéndose al mercado bajista a comienzos de la década de 1930. Además detalló que la ganancia promedio en el primer año de recuperación es del 46 por ciento, seguida por un 9 por ciento en el segundo año.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró a la baja un 0,2 por ciento, tras alcanzar también máximos de seis semanas en la jornada anterior.

Los mercados de materias primas también estaban apagados.

Los precios del petróleo cedían un 0,7 por ciento, alejándose de los máximos de ocho semanas que tocaron el lunes, mientras los inversores aguardan datos de la industria que se prevé mostrarán otro crecimiento en los inventarios de crudo en Estados Unidos.

El yen y el oro, vistos como tradicionales refugios seguros para los inversores, subían un 3,1 y un 2,5 por ciento, respectivamente.

El yen estaba firme contra la moneda estadounidense, a 90,00 unidades por dólar.

El índice dólar subió hasta 80,5561, con un nivel de resistencia estimado alrededor de su máximo de febrero, a 81,34.

El euro, aún debilitado por la inquietud sobre los problemas fiscales de Grecia, retrocedía a 1,3606 dólares.

Deja una respuesta