Bolsas en Asia se acercan a máximos 22 meses

Las bolsas en Asia se movieron el miércoles cerca de máximos en 22 meses, luego de que los inversores regionales desestimaron mayoritariamente los temores por los problemas fiscales en Europa y se concentraron en la recuperación de la economía mundial.

El ánimo optimista acerca del crecimiento global también se vio reflejado en los mercados de materias primas, donde los precios del cobre se acercaron a máximos en 20 meses y el petróleo se movió alrededor de picos en 18 meses.

Aunque la inquietud sobre la capacidad de Grecia para reducir su enorme deuda continuó pesando sobre el euro, esta preocupación no logró extenderse a los mercados asiáticos.

En lugar de eso, algunos inversores citaron la toma de ganancias como la mayor amenaza a corto plazo al repunte regional en las bolsas, los bonos y los mercados de divisas.

Una serie reciente de sólidos datos estadounidenses, entre los que se incluyen cifras de empleo, manufactura y actividad del sector servicios, han avivado la esperanza de que la mayor economía mundial se está fortaleciendo otra vez.

Las crecientes expectativas acerca de que China podría revaluar el yuan en algún momento de este año también brindó un mayor atractivo a las divisas y activos regionales.

Subrayando los pronósticos optimistas de crecimiento en Asia, el Banco Mundial revisó al alza sus previsiones de crecimiento económico en el este de Asia a un 8,7 por ciento, elevando su anterior estimación de un 7,8 por ciento, con China a la cabeza.

Sin embargo, el panorama no parece estar tan despejado. La economía mundial podría retroceder cuando se retiren las medidas de estímulo fiscal y monetario, el desempleo sigue alto en Estados Unidos, y la zona euro está plagada de dudas sobre la viabilidad de algunas de sus economías.

Pekín dio señales el miércoles de que estaría listo para permitir que el yuan se aprecie, al alertar a los exportadores sobre potenciales riesgos de esa decisión. El mercado espera que el yuan se aprecie un 3 por ciento contra el dólar el próximo año.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas subía un 0,76 por ciento el miércoles, acercándose a niveles vistos por última vez en junio del 2008.

El referencial ha trepado casi un 5 por ciento en lo que va del año y un impresionante 73 por ciento desde que finalizó el 2008, duplicando al índice S&P 500 durante el mismo período, ya que Asia rebotó de la crisis global mucho más rápido que las mayores economías occidentales.

Las acciones de Hong Kong se encontraban entre los que exhibían las mayores ganancias el miércoles.

El índice Hang Seng cerró con una subida del 1,8 por ciento tras el regreso de las operaciones luego de un período de cinco días feriados, poniéndose al día con las ganancias en el resto del mundo que han sido avivadas por los optimistas datos estadounidenses.

El referencial Nikkei de la bolsa de Tokio terminó con un alza del 0,1 por ciento, sostenido por el sector bancario y luego de que el Banco de Japón concluyó su reunión de política monetaria manteniendo la tasa de interés en un 0,1 por ciento, como se esperaba.

El cobre exhibía fortaleza justo por debajo de 8.000 dólares la tonelada, después de tocar la jornada anterior un máximo en 20 meses a 8.010 dólares.

El debilitado euro recibió otro golpe por la inquietud que siguen generando los problemas fiscales de Grecia. La divisa común tenía un comportamiento pálido y se negociaba a 1,3390 dólares, cerca del mínimo en 11 meses de 1,3265 dólares que tocó a fines de marzo.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta