IPSA cierra con fuerte caída por incertidumbre de crisis, Grecia y Europa

El principal indicador de la actividad bursátil local terminó las operaciones del miércoles con una fuerte caída que acerca al IPSA al importante nivel psicológico de los 3.800 puntos, que mantiene el sesgo al alza en el indicador. Al cierre, el referencial selectivo IPSA finalizó con una baja de 0,73% a 3.821,39 puntos, mientras que el IGPA retrocedió 0,59% a 17.885,23 unidades, y el INTER 10 cayó un 0,87%.

La agencia calificadora Moody’s advirtió hoy que podría degradar su evaluación de la deuda de Portugal en los próximos tres meses. Moody’s Investor Services dijo que puso en revisión para un posible descenso la evaluación de los bonos, actualmente en AA2, como resultado del reciente deterioro en las finanzas públicas del país así como sus perspectivas de crecimiento a largo plazo. Moody’s dijo que la valuación pudiera caer por uno, o a lo sumo dos, escaños y que espera que la revisión concluya dentro de tres meses.

El IPSA se encuentra probando a la baja el principal soporte de corto plazo representado por la media móvil exponencial de 55 días en la zona de los 3.800 puntos. Una caída por debajo de dicho nivel llevaría al IPSA a buscar como próximo nivel de soporte a la zona de los 3.700 puntos, que limita mayores caídas hacia la zona de los 3.500 puntos. El oscilador estocástico se encuentra saliendo de la zona de sobrecompra dando señales de venta con espacio para nuevas caídas, mientras que el indicador MACD  se encuentra en zona neutra con un leve sesgo bajista, sin dar señales de recuperación.

Deja una respuesta