Ventas casas EEUU julio caen, manufacturas avanzan lento

Las ventas de casas nuevas en Estados Unidos cayeron en julio a un mínimo histórico, mientras que los pedidos de bienes duraderos crecieron levemente, mostraron el miércoles reportes del Gobierno que resaltaron los temores sobre el creciente riesgo de otra recesión.

El Departamento de Comercio dijo que las ventas cayeron un 12,4 por ciento a una tasa anual de 276.000 unidades, su menor nivel desde el inicio de los registros en 1963, desde un dato revisado a la baja de 315.000 unidades en junio.

Sin embargo, no sólo el sector inmobiliario dio señales de asfixia. El sector manufacturero también parece estar perdiendo fuerza.

El Departamento de Comercio dijo que los pedidos de bienes duraderos subieron en julio bastante menos de lo esperado, mientras que excluyendo transporte tuvieron la mayor caída en dos años y medio.

La debilidad en la venta de propiedades se vio exacerbada por el fin de un popular crédito fiscal para la compra de casas en abril.

Los índices de acciones en Wall Street cayeron tras el informe, antes de recuperar parte de sus pérdidas. En tanto, los precios de los bonos del Tesoro aumentaron sus ganancias y el dólar borró temporalmente su avance frente al yen.

El informe sobre los bienes duraderos mostró un alza en los pedidos del 0,3 por ciento tras una caída revisada al 0,1 por ciento en junio. Excluyendo el transporte, las órdenes cayeron un 3,8 por ciento, la mayor baja desde enero del 2009.

Excluyendo los pedidos de bienes de transporte, los analistas esperaban un alza del 0,5 por ciento desde un dato reportado inicialmente en -0,9 por ciento para junio.

Los pedidos de bienes duraderos son un indicador adelantado sobre la actividad manufacturera y el incremento moderado del mes pasado es el último indicio de que el sector, que ha sido el principal motor de la recuperación, está perdiendo fuerza.

Los pedidos a nivel general del mes pasado fueron impulsados por el volátil componente de las aeronaves comerciales, cuyas órdenes crecieron un 75,9 por ciento, tras una sorpresiva caída del 25,3 por ciento en junio. El salto del mes pasado refleja 130 pedidos de aeronaves recibidos por Boeing.

Los pedidos de aviones de defensa cayeron un 8,3 por ciento, tras crecer un 5,7 por ciento en junio, mientras que la demanda de vehículos automotores subió un 5,3 por ciento, tras el avance del 4,0 por ciento de junio.

Los pedidos por fuera del sector de transporte se vieron afectados por las bajas solicitudes de maquinaria, equipos eléctricos y computadores y bienes relacionados.

Los pedidos de bienes de capital civiles excluyendo aeronaves, un influyente medidor del gasto de las empresas, cayeron un 8,0 por ciento el mes pasado, tras avanzar un 3,6 por ciento en junio. Los mercados esperaban ver un avance del 0,4 por ciento en este segmento.

Los inventarios de bienes duraderos aumentaron un 0,6 por ciento, en su séptimo mes consecutivo de alzas. Los envíos al exterior, que se incluyen en el cálculo del PIB, crecieron un 2,2 por ciento en julio.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta