PIB de EE.UU. crece 2,0% en el 3er trimestre

La economía estadounidense creció en el tercer trimestre en línea con las estimaciones del mercado, pero no lo suficiente para acabar con el alto desempleo o cambiar las expectativas de más alivio monetario de la Reserva Federal la próxima semana.

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos se expandió a una tasa anual del 2,0 por ciento en el tercer trimestre, al crecer el gasto del consumidor a su ritmo más intenso desde el 2006.

Aunque el gasto del consumidor se aceleró y la inversión empresarial siguió creciendo, buena parte del incremento en la demanda fue satisfecho con productos extranjeros al tiempo que los inventarios de bienes nacionales siguieron colmando las bodegas, sugiriendo un lento crecimiento en los últimos tres meses del año.

La economía estadounidense frenó abruptamente su avance en el segundo trimestre, cuando el crecimiento se desaceleró a un ritmo del 1,7 por ciento. El cifra sobre el crecimiento en el tercer trimestre estuvo en línea con las expectativas de los economistas.

Detalles del informe, que mostró una inflación subyacente en su segundo nivel más bajo desde 1962, refuerza la expectativa de que la Fed anunciará una segunda ronda de compra de bonos en su encuentro del 2 y 3 de noviembre para bajar los costos del endeudamiento y alentar la inversión y contratación de las empresas.

Algunos analistas esperan que la Fed anuncie compras de bonos por al menos 100.000 millones de dólares mensuales en bonos del Tesoro al término de su encuentro el miércoles.

Las acciones en Wall Street abrieron a la baja, mientras que los precios de los bonos del Tesoro subían por la posibilidad de nuevas compras de deuda. El dólar, por su parte, caía frente al yen ante la probabilidad de que la Fed imprima nuevos billetes.

La economía está experimentando una lenta recuperación según los estándares históricos, con una tasa de desempleo del 9,6 por ciento que pone a los estadounidenses cada vez más nerviosos sobre el futuro.

Esto tendría un impacto considerable en los comicios legislativos del 2 de noviembre y podría modificar el espectro político del país, ya que los sondeos de opinión apuntan a que el oficialista Partido Demócrata perdería importantes asientos en el Congreso.

Economistas señalan que se necesita un ritmo de crecimiento de al menos un 3,5 por ciento, impulsado por unas exportaciones y demanda interna fuertes, para reducir el abultado nivel de desocupación.

Un repunte en el gasto del consumidor impulsó a la economía durante el último trimestre. El gasto del consumidor, que representa cerca de un 70 por ciento de la actividad económica del país, creció a un ritmo del 2,6 por ciento en el tercer trimestre tras avanzar un 2,2 por ciento durante el trimestre anterior.

El avance del tercer trimestre para este sector fue el más fuerte desde los últimos tres meses del 2006 y aportó 1,79 puntos porcentuales al PIB.

Un informe separado mostró que la confianza del consumidor en el país se debilitó levemente en octubre, bajando a su menor nivel en casi un año y apuntando a una posible caída del gasto del consumidor.

El crecimiento de la economía del país fue impulsado también por un incremento a 115.500 millones de dólares en los inventarios empresariales. Este segmento aportó 1,44 puntos porcentuales al crecimiento.

Excluyendo inventarios, la economía se expandió a una tasa del 0,6 por ciento, por debajo del 0,9 por ciento anotado bajo esta medición durante el segundo trimestre.

El aumento de los inventarios sugiere una desaceleración en la producción en el futuro, aunque un informe sobre la actividad manufacturera en la región central del país mostró una expansión en el sector.

El Instituto de Gerencia y Abastecimiento de Chicago dijo el viernes que su índice de actividad empresarial de la región central de Estados Unidos subió en octubre a 60,6 desde 60,4 en septiembre, por encima de lo esperado.

Aunque el gasto empresarial siguió creciendo durante el trimestre de julio y septiembre, el ritmo se desaceleró desde el período anterior, con una moderación notable en la inversión en equipos y software luego de tres trimestres de sólido crecimiento.

El gasto en equipo y software se desaceleró a una tasa del 12,0 por ciento desde el avance del 24,8 por ciento en el período anterior. Pese a esto, la inversión en infraestructura creció por primera vez desde el segundo trimestre del 2008.

El crecimiento también se vio contenido debido a que las importaciones volvieron a superar a las exportaciones de Estados Unidos. Pese a esto, el déficit comercial se contrajo levemente, restando 2,01 puntos porcentuales del PIB frente a su aporte negativo de 3,5 puntos en el segundo trimestre.

El informe mostró también que las presiones inflacionarias se mantuvieron contenidas durante el tercer trimestre, resaltando el descontento de la Fed con el entorno inflacionario actual.

El índice de gasto personal excluyendo alimentos y energía creció a una tasa anual del 0,8 por ciento en el tercer trimestre, el incremento más bajo desde el cuarto trimestre del 2008 y muy por debajo de la zona de tolerancia de la Fed. Durante el segundo trimestre, el índice creció a una tasa del 1,0 por ciento.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta