Bolsas asiáticas se estabilizan tras ataque Corea del Norte

El euro trataba de alejarse de un mínimo de dos meses, pero seguía presionado en medio de preocupaciones de que el paquete de rescate para Irlanda no será suficiente para detener una crisis de deuda que podría contagiarse a las naciones más endeudadas de la eurozona.

Las bolsas europeas subían tras cerrar el martes en mínimos de seis semanas, con un alza del 0,4 por ciento en el FTSEurofirst 300 en las primeras operaciones. Los futuros del S&P 500 subían un 0,4 por ciento, sugiriendo un posible rebote en los mercados estadounidenses más tarde.

Mientras que el ataque con artillería del martes fue uno de los más graves incidentes en la Península Coreana desde el fin de la Guerra de Corea, las reacciones a la belicosidad norcoreana tendieron a tener corta vida.

El won recuperó la mayor parte de sus pérdidas y el índice referencial de Seúl finalizó con un descenso de sólo el 0,2 por ciento, con compras netas por parte de inversores extranjeros.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cayó un 0,8 por ciento, retrocediendo desde un máximo de cinco meses y poniéndose al día con los mercados regionales tras el feriado del martes que mantuvo a los mercados japoneses cerrados.

El índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas estaba plano, con ganancias en Hong Kong, Shanghái y Singapur contrarrestando los descensos en Australia y Corea del Sur.

Los mercados de divisas seguían más atentos a lo que sucede en Europa, donde la coalición de gobierno de Irlanda se prepara para anunciar más tarde un plan para ahorrar 15.000 millones de dólares en cuatro años a través de recortes de gastos y aumentos de impuestos.

Los inversores temen que una crisis de deuda que ya sacudió a Grecia pueda seguir propagándose.

El euro perdió un 1,9 por ciento el martes hasta un mínimo a 1,3359 dólares y se negociaba a 1,3390 dólares el miércoles. Una rebaja en la nota crediticia de Irlanda por parte de Standard and Poor’s no castigó al euro.

El índice dólar retrocedía un 0,2 por ciento pero seguía cerca del máximo en ocho semanas tocado el martes.

El oro al contado estaba estable a alrededor de 1.377 dólares la onza tras alcanzar en la sesión previa un máximo de una semana a 1.382 dólares. Los futuros del crudo estadounidense subían 15 centavos, a 81,40 dólares el barril.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta