Ventas minoristas EEUU superarían previsión tras buen fin semana

Las minoristas estadounidenses reportarían ventas mayores a las esperadas en noviembre por un alza del número de clientes en las tiendas en el fin de semana del «Viernes Negro», fuertes promociones en todo el mes y un crecimiento del gasto de los consumidores.

Los minoristas esperan que el impulso se traslade al llamado «Ciberlunes», que se refiere al día en que mucha gente compra sus regalos por internet tras el fin de semana largo de Acción de Gracias.

Las ventas por internet mostraron un fuerte comienzo el viernes, con un alza del 9 por ciento respecto del mismo día del año pasado, según comScore.

De hecho, el lunes las acciones del minorista de internet Amazon.com Inc subieron a un máximo histórico de 181,84 dólares.

Los papeles de las cadenas minoristas avanzaron con fuerza la semana pasada al acercarse el fin de semana del Viernes Negro, que extraoficialmente da inicio a la temporada de compras de fin de año, en medio de indicios de que los consumidores están dispuestos a gastar.

El miércoles pasado, el índice minorista S&P alcanzó su nivel más alto en más de tres años, tras subir un 30 por ciento desde el mínimo de julio del año pasado, pero los analistas indicaron que podría no haber mucho más espacio para un avance.

El índice bajaba un 1,3 por ciento el lunes, en línea con un descenso generalizado de los mercados por el temor a un agravamiento de la crisis de deuda en Europa.

La Federación Nacional de Minoristas (NRF por su sigla en inglés) dijo el domingo que el tráfico de compradores creció un 8,7 por ciento entre el Día de Acción de Gracias y el domingo, frente al mismo período del 2009, y que el gasto por persona creció a 365,34 dólares desde los 343,31 dólares de un año antes.

Los datos de la NRF contrastan con los de la firma de investigaciones Shoppertrak, que indicó que el tráfico en las tiendas aumentó un 2,2 por ciento respecto de un año atrás.

El sólido fin de semana sigue a un crecimiento de varios meses en las ventas minoristas de Estados Unidos gracias a que la economía se ha estabilizado y los compradores han reducido las deudas de sus tarjetas de crédito.

Sin embargo, a pesar de que el fin de semana del Viernes Negro atrajo la atención del público, los analistas también notaron que no necesariamente puede ser un fuerte indicador de toda la temporada navideña.

El promedio de los analistas de Wall Street prevé que los minoristas reporten un salto en las ventas comparables del 3,5 por ciento en noviembre. En el mismo mes del 2009, las ventas comparables crecieron un 0,5 por ciento.

El analista de JPMorgan Charles Grom pronosticó que la mayoría de las minoristas probablemente «superen las estimaciones de Wall Street por un amplio margen».

«El consumidor continúa mostrándose sólido, dado que noviembre comenzó con fuerza y el Viernes Negro no decepcionó», escribió Grom.

Sin embargo, el analista advirtió que «podría ser difícil que la ‘recuperación de Santa Claus’ continúe en diciembre».

Fuente: Reuters

Deja una respuesta