Banco Central sube tasa clave en medio de alza del peso chileno

El Banco Central de Chile elevó el jueves su tasa clave en 25 puntos base a un 3,25 por ciento, como lo esperaba una estrecha mayoría del mercado, en una nueva señal de moderación en el ritmo de las alzas ante la fortaleza de la moneda local.

La decisión del instituto emisor de aumentar por séptima vez consecutiva la Tasa de Política Monetaria (TPM) ocurre en medio de un sólido desempeño de la economía chilena, como lo destacó Standard & Poor’s al subir el jueves a positivo desde estable su panorama de calificación crediticia de Chile.

El incremento en la tasa se dio pese a la que inflación ha mostrado un comportamiento por debajo de lo esperado en sus últimas mediciones.

«Esto estaría justificado en la expansividad que aún muestran las condiciones financieras -con la TPM muy por debajo de la neutral- en un contexto de altísimo dinamismo del gasto interno», agregó el documento.

En esa línea, el Banco Central reafirmó que continuará reduciendo gradualmente el estímulo monetario, lo que dependerá de la evolución de las condiciones macroeconómicas internas y externas.

El Banco Central mantuvo su tasa de interés clave en un mínimo histórico por casi un año para ayudar a la reactivación de la economía tras el impacto de la crisis global y luego para mitigar el impacto del devastador terremoto de febrero.

Pero a mediados de año inició un ciclo de normalización de la TPM en medio del pujante crecimiento de la demanda interna.

B.CENTRAL DESTACA ALZA PESO

A nivel local, el organismo dijo que las cifras de actividad, demanda y empleo siguen evolucionando positivamente pero subrayó que el «peso se ha apreciado con respecto al dólar desde la última reunión».

El peso chileno se ubica en máximos en más de 30 meses frente al dólar. Pero una intervención debería ocurrir en un rango de 450 a 460 unidades por dólar -hoy se ubica en 473 pesos-, estimaron analistas, algo que no sucede desde el 2008.

En los meses recientes, la apreciación del peso ha contribuido a atenuar las presiones inflacionarias y de no haber sido por el fortalecimiento de la moneda, el país tendría una tasa clave de interés mayor al actual 3,25 por ciento.

En el plano internacional, el Banco Central destacó que la lenta recuperación de los países desarrollados continúa siendo un factor importante de riesgo para las economías emergentes y que el aumento en el precio de las materias primas afecta los registros de inflación de algunos países.

Pese a las turbulencias externas, Standard & Poor’s subió el jueves a positivo desde estable su panorama de calificación crediticia de Chile, citando una mayor capacidad de recuperación de la economía debido a años de prudente manejo económico.

Deja una respuesta