Bernanke enfrentará un Senado EE.UU. escéptico sobre política Fed

Ben Bernanke no obtendrá una buena nota de los legisladores estadounidenses el viernes, cuando el presidente de la Reserva Federal ofrezca su primer testimonio ante el Congreso desde que el banco central lanzó una controvertida política de compra de bonos.

Bernanke, que enfrenta a un Partido Republicano con más poder que se ha mostrado escéptico del último intento de la Fed por estimular a la economía, podría poner freno al optimismo de Wall Street generado por un reciente repunte en datos económicos clave.

El jefe de la Fed probablemente quiera estar seguro de que la tendencia de crecimiento está firmemente arraigada antes de sonar demasiado optimista.

Las minutas de la última reunión de política monetaria de la Fed revelaron un alto grado de cautela respecto a las recientes mejoras en los datos económicos, incluyendo un alto umbral para reducir el plan de compra de 600.000 millones de dólares adicionales en bonos anunciado en noviembre.

Probablemente, Bernanke se apegue a ese discurso durante su testimonio ante la comisión de Presupuesto del Senado, pese a que las cifras han ratificado un repunte en la actividad empresarial y brotes de esperanza en el frente laboral.

El titular de la Fed deberá explicar por qué los rendimientos de los bonos del Tesoro han subido un punto porcentual desde que fueron anunciadas las compras de bonos de la Fed, moviéndose en la dirección opuesta a lo que se intentaba.

El presidente de la Fed podría hablar de un posible impulso de corto plazo a la economía por un acuerdo de recorte de impuestos del presidente Barack Obama con los republicanos.

Aunque también podría ratificar la evaluación de su equipo de consejeros de que el paquete podría no ser un gran apoyo de largo plazo.

El testimonio de Bernanke, previsto para las 1430 GMT, será justo una hora después de que se informe el informe oficial de empleo de diciembre del Departamento de Trabajo.

Se espera que la economía haya generado 175.000 nuevos empleos el mes pasado, lo que sería el mejor resultado mensual desde mayo, pero la tasa de desocupación bajarían sólo una décima a un 9,7 por ciento.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta