Datos mixtos economía EEUU apuntan a crecimiento estable

Cifras de los sectores manufacturero y vivienda en Estados Unidos confirmaron el jueves que la recuperación económica ganó fuerza en diciembre, pero no la suficiente como para evitar que la Reserva Federal termine con su plan de compra de bonos por 600.000 millones de dólares.

La Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios dijo que su índice de ventas pendientes de casas, basado en los contratos firmados en diciembre, subió un 2 por ciento a 93,7, por encima de la expectativa de analistas de un alza del 1 por ciento.

En tanto, un informe separado del Departamento de Comercio, mostró que los pedidos para una serie de productos manufacturados aumentaron un 0,5 por ciento el mes pasado. Pero una caída de casi el 100 por ciento en la demanda por aviones civiles arrastró el total de los pedidos de bienes duraderos a una baja del 2,5 por ciento.

Los economistas, que esperaban un alza en los pedidos de bienes durables del 1,5 por ciento, se vieron confundidos por la caída, ya que Boeing reportó un aumento en los pedidos de aviones frente a noviembre.

Un respaldo a la idea de un repunte en el ritmo de crecimiento se produjo en el medidor del gasto empresarial, que aumentó un 1,4 por ciento. No obstante, el nivel fue inferior al 3,1 por ciento de noviembre.

Pero el panorama se vio opacado de algún modo por un repunte en los pedidos de ayuda estatal por desempleo, algo que el Gobierno adjudicó a las tormentas de nieve en algunas partes del país, que habrían retenido a los trabajadores en casa, causando una acumulación en el procesamiento de los pedidos.

Las nevazones ocurrieron durante la semana anterior, cuando las solicitudes de subsidio anotaron su mayor caída en un año. Más tormentas de nieve esta semana podrían afectar los datos para los pedidos durante las próximas semanas.

El Departamento del Trabajo dijo que los pedidos iniciales de subsidio de desempleo aumentaron en 51.000 durante la última semana a un total ajustado estacionalmente de 454.000, su mayor nivel desde fines de octubre, frente al dato revisado a la baja de 403.000 de la semana anterior.

Los economistas consultados por Reuters esperaban un dato sin grandes cambios en 405.000, desde la lectura original de 404.000.

Un funcionario del Departamento de Trabajo dijo que cuatro estados habían reportado incrementos en las solicitudes debidos a la nieve. Además, dijo, la volatilidad estacional también afectó al dato.

Sin embargo, el promedio móvil de cuatro meses en los solicitudes de beneficios por desempleo, un medidor más fidedigno sobre las tendencias subyacentes, subió en 15.750 a 428.750 la semana pasada, implicando una recuperación gradual en el mercado laboral.

La recuperación del mercado laboral sigue siendo dolorosamente lenta, a pesar de las señales en otros segmentos de un repunte en la actividad económica, manteniendo la tasa de desocupación en un elevado 9,4 por ciento.

Funcionarios de la Reserva Federal reconocieron el miércoles la mejoría en el panorama económico, pero dijeron que el ritmo de la recuperación seguía siendo «insuficiente para producir una mejoría significativa en las condiciones del mercado laboral».

El número de personas que sigue recibiendo ayuda de los programas regulares del estado tras una primera semana de beneficios aumentó en 94.000 a 3,99 millones en la semana terminada el 15 de enero. El mercado esperaba una caída en este segmento a 3,85 millones.

El dato de la semana anterior para las denominadas solicitudes continuas fue revisado al alza para reflejar 3,90 millones, frente a 3,86 millones.

El número de personas con beneficios de emergencia por desempleo creció en 63.886 a 3,78 millones en la semana terminada el 8 de enero, la última para la cual existen datos disponibles.

Un total de 9,4 millones de personas recibieron beneficios por desempleo durante ese período bajo todos los programas oficiales.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta