Bolsa local termina con nueva corrección por aversión al riesgo

EL IPSA terminó una nueva sesión con caídas, finalizando la jornada con una baja del 1,4% presionada por una fuerte ola vendedora, que tiene a la bolsa local con una caída cercana al 10% desde sus máximos en la resistencia de los 5.050 puntos.

El principal indicador bursátil local confirmó la primera ruptura de soportes en los 4.850 puntos (Figura Nº1),  entregando las primeras señales de debilidad de corto plazo y luego el piso de los 4.650 puntos que mantenía el sesgo alcista de mediano plazo. En estos momentos, el IPSA se encuentra testeando a la baja un nuevo soporte representado por la zona de los 4.500-4.550 puntos, que limita caídas mayores en el largo plazo.

Una nueva caída bajo los 4.500 puntos llevaría al IPSA a buscar el soporte de los 4.350 puntos representado por el nivel 23,6% de los retrocesos de Fibonacci (figura Nº2).

En el gráfico, los indicadores técnicos se encuentran en zona de sobreventa sin confirmar aún señales de compra, por lo que ante un leve rebote recomendamos esperar la confirmación de la ruptura al alza de los 4.650 puntos antes de entrar al mercado. Recomendamos monitorear principalmente las acciones Falabella, Cencosud, Cap y SQM-B, que son nuestros papeles favoritos.

Figura Nº1

Figura Nº2

Deja una respuesta