BCE mantiene tasa de interés de zona euro en mínimo histórico de 0,25%

El Banco Central Europeo mantuvo el jueves sin cambios su principal tasa de interés en un mínimo histórico de 0,25 por ciento, suspendiendo nuevas medidas de política monetaria para combatir la amenaza de deflación hasta que se conozcan las nuevas proyecciones económicas de su cuerpo técnico el mes próximo.

La decisión de mantener las tasas ya había sido ampliamente anticipada por el mercado mientras el banco espera las proyecciones económicas de la zona euro en marzo. Una revisión a la baja de la inflación en esas proyecciones podría acelerar medidas monetarias del BCE.

El BCE mantuvo también la tasa que paga sobre depósitos bancarios en un 0,0 por ciento y dejó sin cambios su tasa de crédito de emergencia en un 0,75 por ciento.

El banco central redujo sus tasas en noviembre, un mes después de que la inflación de la zona euro se desaceleró a un 0,7 por ciento.

Los mercados volcarán ahora su atención a la conferencia de prensa del presidente del BCE, Mario Draghi, prevista para las 1330 GMT, donde explicará el razonamiento detrás de la decisión de política monetaria de este mes.

«Para hoy esperábamos que las tasas se mantuvieran sin cambios, aunque sospechamos que debe haber sido una decisión difícil y podría decepcionar a algunos», dijo Nick Matthews, economista de Nomura.

El euro ascendía tras el anuncio del BCE y los futuros de los títulos públicos alemanes extendían las bajas EUR=.

El BCE está preocupado por el hecho de que la inflación haya quedado atrapada dentro de lo que Draghi calificó una «zona de riesgo», debajo del 1 por ciento.

El banco ha prometido mantener las tasas de interés en los niveles actuales, o incluso inferiores, por un «período extendido».

El Consejo de Gobierno de la entidad se reunió en el contexto de una fuerte turbulencia en los mercados emergentes, que genera el peligro de forzar una subida todavía mayor del euro, un escenario que presionaría todavía más a la baja las tasas de interés.

Hace un mes, Draghi estableció pautas para la futura acción del BCE, prometiendo que el organismo tomaría medidas si empeora su panorama de inflación o si los mercados de dinero sufren un ajuste «injustificado».

Pero el BCE no tiene mucha munición restante para alentar la inflación, lo que podría hacer que sea reticente a actuar demasiado rápido. Podría ser que solo le quede un recorte de tasas más en su arsenal, e incluso en ese caso, sería menor que el tradicional cuarto de punto porcentual.

Por ahora, la recuperación económica de la zona euro sigue intacta, aunque es muy incipiente.

El sector privado de la zona euro anotó su mes más activo en dos años y medio en enero, con Alemania liderando el repunte, de acuerdo con unos sondeos del miércoles.

Fuente: Reuters

Deja un comentario