La estabilidad financiera mundial ha mejorado, pero existen riesgos

La recuperación económica global ha fortalecido la estabilidad financiera, pero el alivio monetario y otras condiciones en un contexto de desaceleración de la inflación elevan los riesgos a mediano plazo, dijo el miércoles el Fondo Monetario Internacional.

El organismo multilateral, cuya reunión de otoño con el Banco Mundial comenzará en Washington esta semana, agregó que los riesgos están rotando desde los bancos, que han fortalecido sus balances, hacia los mercados financieros, a medida que los márgenes de crédito se comprimen, la volatilidad disminuye y suben los precios de los activos.

“Si bien el aumento del apetito por el riesgo y la búsqueda de rendimientos son una consecuencia bienvenida y prevista de las medidas de política monetaria no convencionales (…), hay riesgos si estas tendencias se extienden demasiado”, advirtió el FMI en su actualización bianual sobre la estabilidad financiera global.

Una búsqueda prolongada de ganancias ha trasladado la sensibilidad del sistema financiero hacia los riesgos de mercado y de liquidez, argumentó el Fondo, manteniéndolos elevados.

El FMI instó a los reguladores nacionales a considerar cuidadosamente cualquier propuesta que alivie sustancialmente el capital, la liquidez o las normas prudenciales, “a la luz de su potencial para dañar la agenda de la armonización regulatoria global”.

La mejora en la estabilidad financiera a corto plazo se ha visto respaldada por una amplia recuperación económica global.

El FMI mejoró el martes su pronóstico de crecimiento económico global para el 2017 en 0,1 punto porcentual, a un 3,6 por ciento, y al 3,7 por ciento para el 2018, desde su perspectiva de abril y julio, por el impulso del comercio, la inversión y la confianza del consumidor.

“El desafío clave al que se enfrentan las autoridades es garantizar la contención de la acumulación de vulnerabilidades financieras mientras la política monetaria sigue respaldando la recuperación mundial”, advirtió el FMI.

Fuente: Reuters

No se admiten más comentarios