Índice Nasdaq muestra mismo comportamiento parabólico que en el 2000

Tras alcanzar máximos en torno a los 8.150 puntos a fines de agosto, el índice Nasdaq muestra el mismo comportamiento parabólico que en el 2000.

Una caída superior al 20% en el último trimestre del 2018 gatilló las alarmas en los principales índices de Wall Street, entregando las primeras señales de alerta de un mercado sobrecomprado, por lo que el rebote técnico iniciado a fines del 2018 podría ser rápidamente vendido por los inversionistas globales que buscan reducir su exposición a un mercado sobrevalorado.

Por el momento la tendencia alcista de largo plazo se mantiene intacta, pero indicadores técnicos RSI y MACD (en el gráfico de cierres mensuales) muestran claras señales de venta y divergencia bajista.

En el corto plazo deberíamos ver un nuevo ajuste hacia la zona de soporte de los 6.000 puntos, antes de retomar la tendencia alcista de largo plazo, lo que aliviaría el stress generado por un mercado sobrevalorado y con una economía global en desaceleración.

Los comentarios están cerrados.