Economía de EEUU crea 164 mil nuevos empleos en julio

El crecimiento del empleo en Estados Unidos se desaceleró en julio y las fábricas recortaron horas de los trabajadores, lo que sumado a la escalada de la tensión comercial con China podría darle a la Reserva Federal más argumentos para que vuelva a bajar los costos del crédito el mes que viene.

El informe mensual de empleo del Departamento del Trabajo se conoció un día después de que el presidente Donald Trump anunció un arancel adicional del 10% sobre importaciones chinas valoradas en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre, lo que llevó a los mercados a casi dar por descontado un recorte de tasas el próximo mes.

El banco central redujo el miércoles el costo del crédito por primera vez desde 2008. El jefe de la Fed, Jerome Powell, describió el anticipado recorte de 25 puntos básicos como un seguro contra los riesgos que representa la desaceleración del crecimiento mundial para la expansión económica estadounidense más larga en la historia.

Las nóminas no agrícolas subieron en 164.000 puestos el mes pasado, informó el gobierno, cifra en línea con los pronósticos de economistas. La economía creó 41.000 puestos menos en mayo y junio de lo que se había reportado previamente.

La semana laboral promedio cayó a su menor nivel en casi dos años en julio ya que las fábricas redujeron las horas para los trabajadores, una señal de que el crecimiento económico se desaceleró aún más a inicios del tercer trimestre.

Pese a que la tasa de desempleo se ubica cerca de mínimos de 50 años, las alzas de los salarios se mantienen moderadas, lo que contribuye a un ambiente de contenida inflación, que ha marchado por debajo del objetivo del 2% este año.

Los sueldos promedio por hora tuvieron un alza de 8 centavos, o un 0,3% en julio, la misma subida que el mes previo. Eso elevó el incremento anual en los salarios a 3,2% en julio desde 3,1% en junio.

En otro reporte, la Universidad de Michigan afirmó que la confianza de los consumidores se mantuvo estable a fines de julio con respecto a inicios de mes, ya que el optimismo sobre las finanzas personales compensaron las incertidumbres sobre la guerra comercial. El índice se mantuvo en 98,4.

Mientras, el Departamento de Comercio dijo también el viernes que los nuevos pedidos de bienes fabricados en el país subieron menos de lo previsto en junio, mientras que los pedidos sin completar siguieron declinando, lo que apunta a una debilidad sostenida en las manufacturas.

Fuente: Reuters

Los comentarios están cerrados.