Estrategias de Inversión

Actualizado al 29 de octubre

Por Rodrigo Cordero

Tras las protestas sociales que comenzaron la semana pasada y que mantienen bajo una fuerte presión vendedora a los activos locales, el principal índice accionario chileno ha corregido cerca de un 4% en octubre y mas de un 6% desde la semana pasada.

Un nuevo intento fallido de ruptura de la resistencia bajista de largo plazo definida por la media móvil de 250 días, en conjunto con el estallido por demandas sociales, ha mantenido a las acciones chilenas operando bajo una fuerte corrección bajista, gatillando nuevas órdenes de venta tras el rally de septiembre.

Técnicamente, las acciones chilenas siguen en modo bajista, con los principales indicadores (MACD y RSI) confirmando señales de venta y con espacio para nuevos ajustes.

La media móvil simple de 250 días se mantiene como el principal indicador de resistencia bajista, por lo que el sesgo vendedor de largo plazo se mantiene intacto mientras el IPSA siga cotizando por debajo de dicho nivel. En este momento, la media móvil define una barrera técnica en torno a los 5.115 puntos. 

A la baja, el próximo nivel de soporte corresponde al nivel de los 4.700 puntos y posteriormente en los 4.400 puntos.

Se mantiene la recomendación de estar fuera de las acciones IPSA hasta confirmar nuevas señales de cambio de tendencia.

*Un doble piso en los 4.700 puntos podría entregar señales de compra.

Estrategia de Inversión Activa

Tras mantener la cartera 100% en renta fija corporativa de largo plazo durante gran parte del primer semestre de 2019, a fines de mayo se diversificó la cartera recomendada con un 25% de exposición en una cartera de fondos de Rentas Inmobiliarias, mejorando el retorno de la estrategia de inversión con un horizonte de mediano a largo plazo.

Luego de ver algunas señales de recuperación en el IPSA, la cartera propuesta tomó un 30% de exposición en el índice accionario a mediados de junio, sin embargo la bolsa local fue perdiendo hasta confirmar señales de venta el 19 de julio.

En este momento, la cartera recomendada se mantiene con una exposición de un 75% en un fondo de Renta Fija Corporativa de largo plazo y un 25% en una cartera compuesta por Fondos de Inversión de Rentas Inmobiliarias.

Durante octubre la cartera ha corregido un 3,4% producto del ajuste de la renta fija y de los activos de rentas inmobiliarios, sin embargo la rentabilidad del año se mantiene por sobre el 12%.

Se espera ver un rebote de corto plazo en la renta fija de largo plazo y en los activos alternativos debido a un escenario de menor apetito por riesgo, mientras que vemos un buen punto de compra en las acciones chilenas con el IPSA en torno a los 4.700 puntos.

Los comentarios están cerrados.