La Polar busca controlador para hacer frente a problema financiero

La Polar contrató el viernes al banco de inversión Larraín Vial para buscar una salida a su situación financiera, lo que fue acompañado por la renuncia del presidente de la firma, en medio de comentarios del Gobierno, que descartó un contagio al resto del sistema.

La Polar reconoció este semana problemas en la gestión de su negocio financiero, que implicarían multas y castigos, que podrían elevar el nivel de provisiones adicionales requeridas por la empresa en hasta el equivalente de 428 millones de dólares, según estimaciones preliminares.

Las acciones de la compañía se desplomaron sobre un 40% el jueves al revelarse el complejo panorama, aunque se recuperaron parcialmente el viernes por compras de oportunidad y expectativas de una pronta solución.

Más tarde, se informó que el presidente de la firma, Pablo Alcalde, dimitió al cargo y fue reemplazado por Heriberto Urzúa. “Como nuevo presidente asumiré el desafió de enfrentar este momento (…) para el futuro de la compañía, sus clientes y accionistas y para consolidar el gran proyecto La Polar, que está plenamente vigente tanto en Chile, como en Colombia”, dijo Urzúa en una nota difundida la noche del viernes.

La crisis de La Polar puso en alerta al Gobierno ante un posible contagio en la pujante industria del sector retail. El ministro de Hacienda, Felipe Larraín, lideró una reunión con los reguladores del mercado de capital para ver las prácticas en el negocio crediticio de La Polar y su posible impacto.

Los “efectos son limitados y no estamos en caso alguno frente a un problema que ponga en riesgo la solvencia o la liquidez del mercado de capitales o de la banca, la seguridad de los fondos de pensiones, ni el normal funcionamiento del sistema de pagos”, citó un comunicado del Ministerio.

En la sesión del viernes, los títulos de la minorista rebotaron tras el histórico desplome de la sesión previa. Los títulos de La Polar cerraron con un alza del 19,07 por ciento a 1.610 pesos por acción en la bolsa, tras haber caído más del 42 por ciento el jueves.

La Corredora de Bolsa del banco Santander asignó un precio objetivo de 1.500 pesos para los papeles de La Polar hacia fines del 2012, la mitad de los 3.000 pesos por título que veía originalmente para el término de este año.

“Hemos reducido nuestros estimados de ganancias para el negocio financiero desde el 2011 en adelante, y ahora esperamos que La Polar reporte pérdidas por 200,1 millones de dólares, comparado con nuestro estimado previo de una utilidad neta de 81 millones de dólares”, dijo Santander GBM en reporte.

Los accionistas de La Polar tienen previsto votar el 22 de junio un aumento de capital por hasta 400 millones de dólares, equivalentes al 56 por ciento de la capitalización bursátil actual de la compañía.

En un reciente reporte, Santander estimó que La Polar necesitaba levantar en torno a 340 millones de dólares para financiar sus operaciones, inversiones y pago de deudas en el 2011.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta