Ruptura de resistencia de los 4.000 puntos entregaría fuerte impulso al IPSA

IPSA en zona de consolidación de tendencia

Tras cerrar el mes de septiembre con un avance del 5,38% y romper una racha de seis meses de cierres negativos, el principal indicador bursátil chileno se encuentra en una zona de consolidación del movimiento alcista que comenzó en la importante zona de soporte de los 3.500 puntos.

Luego de confirmar la ruptura a la baja de la media móvil simple de 50 días a comienzos de marzo, el índice IPSA comenzó a operar en un mercado bajista de corto plazo, con la media móvil actuando como el principal indicador de resistencia. Sin embargo, tras un fuerte rebote en la zona de soporte de los 3.500 puntos, el IPSA confirmó el cambio de tendencia al alza luego de superar la zona de resistencia representada por la media móvil en torno al nivel de los 3.750 puntos a comienzos de septiembre.

En estos momentos, el principal indicador bursátil chileno se encuentra cotizando dentro de una zona de consolidación, limitada a la baja por la zona de soporte en el nivel de los 3.800 puntos y al alza, por la resistencia en los 3.970 puntos.

Las fases de consolidación representan un descanso en el movimiento original, por lo que sugieren indecisión de corto plazo en el mercado. Sin embargo, cuándo vuelve la decisión al mercado se producen grandes movimientos en la dirección de la tendencia principal, por lo que un fuerte avance del IPSA sobre la barrera de los 3.970 puntos confirmaría el “breakout” del patrón gráfico de consolidación, llevando al índice accionario en busca del próximo nivel de resistencia en torno al nivel de los 4.200 puntos.

En base a este patrón de comportamiento, la mejor estrategia para entrar en el IPSA tras un “pullback” a la zona de soporte de los 3.800 puntos, consiste en definir una orden de entrada sobre la zona de resistencia en los 3.970-4.000 puntos con el fin de comprar la ruptura del patrón gráfico, que podría impulsar al IPSA a subir cerca de 200 puntos.

Mientras el IPSA siga cotizando sobre la media móvil simple de 50 días, el sesgo alcista de corto plazo se mantiene intacto, por lo que una caída por debajo de dicho indicador gatillaría señales de salida.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion