Estrategia de inversión en el IPSA de corto plazo

Tras el fuerte avance de febrero y luego de posicionarse sobre la barrera psicológica de los 3.700 puntos, el IPSA ha encontrado una fuerte resistencia en la zona representada por la media móvil de 150 días y por los máximos de enero en niveles de los 3.730 puntos.

La «débil ruptura» de la línea de tendencia bajista en torno a los 3.680 puntos entrega fuertes señales de un agotamiento en el movimiento alcista actual, por lo que la bolsa local luce «vulnerable» a una toma de ganancias en el corto plazo. Si una corrección por toma de ganancias logra definir un piso (soporte) mayor a los 3.400 puntos, sería nuestra señal clara de compra.

Una toma de ganancias podría presionar al IPSA a buscar soporte en torno a los 3.600 puntos en primera instancia y posteriormente en niveles de los 3.500 puntos, por lo que una corrección hacia estos niveles liberaría presión vendedora en las acciones nacionales y podría gatillar nuevas compras de oportunidad, lo que sería nuestra señal para volver a entrar a la bolsa chilena.

Si el IPSA no corrige lo esperado y supera los máximos de enero, entregaríamos nuevas señales de compra en la bolsa local. Sin embargo, las acciones chilenas muestran signos de sobrecompra en los niveles actuales, por lo que podríamos algo de cierre de posiciones en el corto plazo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion