IPSA sigue mostrando debilidad en zona de resistencia clave

Tras operar con fuertes pérdidas a comienzos de la semana pasada, el IPSA logró revertir la tendencia y cerrar la semana con un leve retroceso pero lejos de sus mínimos. Sin embargo, el nivel de los 3.970 puntos sigue entregando una importante resistencia a la bolsa local, limitando ganancias mayores en las acciones chilenas.

A comienzos de marzo del 2014 y luego de superar la barrera de los 3.700 puntos, el principal benchmark bursátil de la plaza nacional, confirmó la ruptura de la tendencia bajista iniciada a mediados de febrero de 2013 en torno a los 4.600 puntos, gatillando una fuerte presión compradora en las principales acciones de la bolsa chilena, entregando un fuerte impulso al IPSA hacia la zona representada por la barrera psicológica de los 4.000 puntos, encontrando una importante presión vendedora en niveles de los 3.970 puntos.

En estos momentos, el indicador técnico Estocástico se encuentra operando en claros niveles de sobrecompra en un gráfico de cierres semanales, lo que indicaría que la bolsa nacional se encuentra “cara” tras subir cerca de un 15% en cuatro meses. El indicador Estocástico oscila entre 0 y 100, con una zona de sobrecompra en el rango 80-100, por lo que una caída bajo el nivel de 80 confirmaría nuevas señales de venta en el IPSA.

A la baja, un retroceso del IPSA bajo el soporte menor de los 3.860 puntos, debería llevar al índice accionario en busca del próximo nivel de soporte de importancia en la zona los 3.800 puntos, mientras que un cierre por sobre los 4.000 puntos confirmaría la ruptura de la zona de resistencia actual entregando nuevas señales de compra en la bolsa nacional.

Bajo este escenario de debilidad de corto plazo, es recomendable reducir la exposición en las acciones del IPSA a la espera de una confirmación de ruptura de la resistencia de los 3.970 puntos.

Gráfico IPSA (cierres semanales)

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion