Análisis Técnico IPSA

El principal índice accionario nacional sigue mostrando signos de debilidad de corto plazo tras fallar en la ruptura de la resistencia de los 4.300 puntos a fines de enero y cerrar la semana pasada en terreno negativo, terminando con una racha de cinco semanas consecutivas al alza.

Luego de validar un “doble techo” en la zona de los 4.300 puntos, las acciones nacionales han estado operando bajo una fuerte presión vendedora por toma de ganancias. Sin embargo, las caídas han estado limitadas por el soporte menor en la zona de los 4.200 puntos, por lo que una caída por debajo de dicho nivel podría llevar al IPSA en busca del piso técnico definido por la media móvil simple de 200 días en torno a la zona de los 4.100 puntos y posteriormente presionar a la bolsa local hacia los mínimos de diciembre en los 4.000 puntos.

En este momento, los indicadores técnicos RSI y MACD muestran claros signos de divergencia bajista, lo que se traduce en una pérdida de momentum alcista tras el último rally iniciado a fines del 2016 y podría mantener al IPSA consolidando dentro del rango 4.100-4.300 antes de retomar su tendencia alcista.

Por el contrario, una caída bajo el piso de los 4.100 puntos entregaría las primeras señales de alerta bajista en las acciones nacionales, mientras que una ruptura por debajo del soporte de los 4.000 puntos confirmaría las señales de venta y de cambio de tendencia en el IPSA, con potencial de caída a la zona de los 3.900 puntos en primera instancia y luego en los 3.700 puntos.

Bajo el escenario actual es recomendable reducir la exposición en el IPSA a la espera de confirmar la ruptura de la resistencia de los 4.300 puntos para volver a entrar en las acciones nacionales.

Los comentarios están cerrados.