Análisis Técnico IPSA

A pesar de un leve ajuste durante las últimas tres sesiones de marzo, las acciones chilenas finalizaron el tercer mes del año con ganancias cercanas al 10%, anotando su mejor primer trimestre en 18 años.

La ruptura de la barrera psicológica de los 4.300 puntos a mediados de febrero, gatilló una fuerte presión compradora, llevando al IPSA a superar todas las resistencias menores que tenía en su camino.

Tras un movimiento prácticamente parabólico, la bolsa local rentó más de un 15% en los primeros tres meses del año.

En este momento, el principal índice accionario chileno se encuentra testeando la zona de resistencia de los 4.900 puntos, a una distancia de un 4,5% de sus máximos históricos, por lo que la ruptura de la dicha barrera técnica debería llevar al IPSA rápidamente en busca de la zona de los 5.000 puntos.

A la baja, la zona de los 4.700 puntos representa el principal soporte de corto plazo, por lo que una caída por debajo de dicho nivel podría gatillar une fuerte toma de ganancias de corto plazo, presionando a las acciones chilenas en busca del soporte en la zona de los 4.600 puntos en primera instancia y posteriormente hacia el piso de los 4.400 puntos.

Por su parte, los indicadores técnicos RSI y MACD muestran algunos signos de debilidad en zona de sobrecompra, pero sin confirmar aún señales de venta, por lo que es recomendable definir un stop loss bajo los 4.700 puntos para asegurar las ganancias del año y volver a comprar a mejor precio.

La tendencia alcista de largo plazo se encuentra muy bien soportada por los máximos del 2016 en torno al nivel de los 4.300 puntos, por lo que cualquier corrección de corto plazo por toma de utilidades debería gatillar nuevas compras de oportunidad.

Los comentarios están cerrados.