Análisis Técnico IPSA

Las acciones nacionales han experimentado un fuerte avance en lo que va del 2017, acumulando ganancias del 25% en el año. Sin embargo, el principal índice accionario nacional parece haber encontrado una importante barrera técnica de corto plazo en torno a la zona de los $5.200, lo que podría gatillar algo de toma de utilidades y llevar al IPSA en busca de soporte antes de retomar su senda alcista.

A la baja, el principal soporte de corto plazo corresponde al nivel de los 4.900 puntos, anterior zona de resistencia que mantuvo al IPSA operando dentro de un rango lateral por cerca de tres meses, por lo que un ajuste de corto plazo podría encontrar una fuerte presión compradora en torno a dicho nivel.

La tendencia alcista de largo plazo en la bolsa local se encuentra bien soportada por la media móvil simple de 50 semanas, que debería definir un fuerte piso técnico en torno al nivel de los 4.700 puntos, por lo que cualquier ajuste de corto plazo se presenta como una buena oportunidad para recomprar el IPSA a mejores precios.

Al analizar el gráfico de cierres semanales del IPSA es posible notar que el indicador técnico de momentum RSI muestra signos de agotamiento en la presión compradora, lo que recibe el nombre de divergencia bajista y se produce cuando los precios de un activo marcan nuevos máximos, mientras que el indicador marca máximos menores. Por su parte, el indicador MACD muestra el mismo patrón de divergencia, entregando señales claras de que las fuerzas de la oferta podrían superar pronto a las fuerzas de la demanda y llevar al IPSA a un proceso de consolidación de corto plazo.

Al alza, sólo un fuerte avance del IPSA por sobre la barrera de los 5.200 puntos pondría al índice bursátil en carrera por el próximo objetivo en la zona de los 5.500 puntos, por lo que es recomendable definir un stop loss bajo los 4.900 puntos para evitar exponerse a caídas mayores.