Cobre encuentra algo de soporte en zona de los US$3 la libra

Los precios del cobre siguen operando bajo una fuerte presión vendedora ante las preocupaciones por la demanda de China, el mayor consumidor mundial, luego de que los intentos del banco central de ese país por calmar los temores a una crisis de crédito no lograron tranquilizar del todo a los inversores.

Afectando la confianza en el mercado estaban también las expectativas de que una mejora en las condiciones económicas en Estados Unidos alentaría a la Reserva Federal a frenar su programa de estímulo monetario, que ha ayudado a impulsar el valor de las materias primas.

Las preocupaciones fueron parcialmente contrarrestadas por los comentarios del presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que reiteró el miércoles que la salida de las medidas de política monetaria flexible del BCE siguen siendo distante.

El cobre, utilizado en los sectores de energía y construcción, cayó casi un 4 por ciento la semana pasada, en su mayor descenso semanal desde mediados de abril, y ya ha perdido un 1,5 por ciento esta semana.

La demanda de cobre de China representa casi un 40 por ciento del consumo global del metal.

El Banco Popular de China (PBOC, por sus siglas en inglés), dijo a última hora del martes que había provisto liquidez a algunas instituciones que afrontan problemas temporales de escasez de efectivo y que continuaría haciéndolo si era necesario.

En estos momentos, el metal rojo se encuentra cotizando en torno a la zona de soporte de los US$3 la libra, que representa un piso psicológico de importancia en el metal. Así, una caída del precio del cobre bajo los US$3 la libra inyectaría una fuerte presión vendedora llevando al precio del cobre a buscar soporte en torno a la zona de los US$2,7 la libra en el corto plazo.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion