Petróleo sube a máximos por conflictos en Siria

El crudo trepaba a un máximo en seis meses el miércoles mientras los países occidentales se preparaban para atacar a Siria, planteando preocupaciones sobre la seguridad de los suministros de petróleo de Oriente Medio.

Estados Unidos y sus aliados se preparan para realizar ataques aéreos contra las fuerzas del presidente Bashar al-Assad, acusado de ataques con gases tóxicos la semana pasada. Sin embargo, el momento de las acciones no estaba claro.

Una interrupción prolongada en varios campos petroleros libios también impulsó los precios, con un alza de 4 por ciento en el Brent y de 3 por ciento en el WTI en lo que va de esta semana.

El crudo estadounidense WTI subía 1,45 dólares a 110,46 dólares, tras llegar a un récord de 112,24 dólares en la jornada, su nivel más alto desde mayo de 2011.

El suministro de petróleo desde el productor de OPEP Libia ya ha sido reducido a un goteo después que un grupo armado cerrara un oleoducto que ligaba sus yacimientos más grandes en el oeste con los puertos.

El total de la producción libia de petróleo suma un poco menos de 200.000 barriles por día, comparado a niveles antes de la guerra de alrededor de 1,6 millones de bpd, según una estimación de Reuters, la peor disminución desde la guerra civil en 2011.

El petróleo fue impulsado por noticias de que los inventarios en Cushing (Oklahoma), principal punto de entrega de los contratos a futuros en Estados Unidos, cayeron por octava semana consecutiva a su menor nivel desde marzo del 2012.

Un informe de la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) mostró, además, que los inventarios de petróleo en Estados Unidos subieron 2,99 millones de barriles, a 362,05 millones en la semana al 23 de agosto.

Técnicamente, el petróleo WTI se encuentra operando bajo una fuerte presión compradora, por lo que tras la ruptura de la resistencia de los 100 dólares el barril, el crudo estadounidense podría ir en busca de sus máximos del 2008. Sin embargo, en el corto plazo presenta una importante zona de resistencia en torno al nivel de los 115 dólares el barril que podría limitar el avance.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion