Cobre retrocede por toma de ganancias, tendencia alcista sigue intacta

El cobre retrocedió el miércoles desde los máximos de tres años que alcanzó en la sesión previa por tomas de ganancias tras las subidas de las últimas semanas basadas más en compras especulativas que en una demanda física subyacente.

Tras la ruptura de la resistencia de los US$3 la libra, el metal rojo ha estado operando bajo una fuerte presión compradora, lo que podría llevar al cobre en busca de la siguiente resistencia en torno al nivel de los US$3,25/libra y posteriormente hacia la zona de los US$3,5.

Por su parte, los indicadores técnicos RSI y MACD en gráfico mensual, siguen operando al alza, sin mostrar aún señales claras de debilidad, por lo que podríamos seguir viendo nuevos avances en las semanas siguientes.

Hasta el lunes el índice de la LME de seis metales industriales había escalado un 21 por ciento desde comienzos de junio. Sin embargo, muchos analistas habían advertido que los precios estaban moviéndose por sobre los niveles justificados por los fundamentos de la oferta y la demanda.