Teoría Retrocesos de Fibonacci

La serie de Fibonacci se crea a partir de la suma de los dos números anteriores. Por lo tanto la serie será: 1,1,2,3,5,8,13,21,34,55,89,144… Si la serie la empezamos en el número 1 tenemos: 1 más su anterior (cero) igual a 1. Por lo que de momento nos queda una serie de 1,1. Si sumamos estos unos (1+1) conseguimos el 2, con lo que la serie nos queda de momento en 1,1, 2. Si al 2 le sumamos el uno anterior (2+1) obtendremos el 3. Después 3+2= 5. Este 5 más su inmediato anterior en la serie será: 5+3= 8. Sumamos 8+5= 13 con lo que la serie será de momento 1,1,2,3,5,8,13… y de esta forma hasta el infinito.

Si intentamos buscar una relación entre los números de Fibonacci comprobaremos que la proporción se acerca a 1,618, o a lo que es lo mismo, su inverso 0,618. Cuanto más alto sean los números más se acercarán a esta proporción. Por ejemplo si dividimos los números de la serie 8/13 nos resulta el número 0,615 (que no es del todo 0,618) pero si escogemos números más altos como 144/233 veremos cómo su resultado es 0,618.

La serie de Fibonacci no sólo tiene aplicación al análisis de las Ondas de Elliott, sino también a la evolución de los precios a lo largo del tiempo. Mientras transcurre el tiempo se van siguiendo estos movimientos logarítmicos. Estos movimientos logarítmicos cobran sentido a través de la espiral logarítmica, que Gann, matemático del siglo XX, también uso para hacer su propia teoría.

Dentro del análisis técnico, los retrocesos de Fibonacci se refieren a la posibilidad de que el precio de un activo financiero retroceda una porción considerable del movimiento original, y encuentre niveles de soporte o resistencia en los niveles establecidos por los números de Fibonacci antes de continuar en la dirección anterior.

Estos niveles se construyen dibujando una línea de tendencia entre los puntos extremos del movimiento en cuestión, y aplicando a la distancia vertical los porcentajes clave de 38.2%, 50%, 61.8% y 100%.

Ante la confirmación de un retroceso en la cotización, se buscará calcular la probable magnitud del movimiento. Para lograrlo, se aplican ciertos porcentajes obtenidos de la serie de Fibonacci a la magnitud total de la tendencia previa.

Los porcentajes utilizados son los siguientes:

  • 61.8%: Conocido también como la proporción áurea, o número áureo, es el límite del cociente que se obtiene de la división de un elemento de la serie de Fibonacci entre el siguiente, conforme la serie tiende a infinito.
  • 50.0%: Es el retroceso más comúnmente aceptado, equivalente a la mitad del avance de la tendencia principal
  • 38.2%: Se obtiene de restar 61.8% de la unidad (1.000 – 0.618 = 0.382)
  • 100%: Equivalente a la magnitud total de la tendencia principal.

En términos generales, debemos calcular los retrocesos sobre aquella tendencia que haya dado señales claras de terminación. Se considera que una tendencia débil puede tener un retroceso de 31.8%, mientras que una tendencia muy fuerte puede tener un retroceso de 61.8%, antes de retomar su dirección original. Algunos libros mencionan una zona crítica de 33 al 38.2%, y de 61.8 a 67%, en lugar de los niveles específicos.

Descargar lección Teoría Retrocesos de Fibonacci

Consultas

Para consultas del curso complete el formulario de contacto y le responderemos a la brevedad.

[si-contact-form form=’5′]

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion