Apertura del Mercado Dólar/Peso

China sorprende una vez más con su “timing” a los mercados. Al concluir la semana y en un nuevo esfuerzo por enfriar su economía, el PBoC determinó por segunda vez en el año subir su ratio de requerimiento de reservas en 50 puntos básicos situándolo en 19,50%, lo que a esta hora golpea a la renta variable y a los commodities (especialmente el cobre, al cierre de este informe en US$4,43 la libra), por menores perspectivas de demanda del gigante asiático.

Pese a las dudas que generó la baja en la ponderación de los alimentos en la canasta que midió el IPC chino de enero y que resultó 4,9%, por debajo del 5,4% esperado (cierta parte del mercado sugirió una manipulación intencional de los datos), la medida anunciada hoy y que comenzará a regir el 24 de febrero, reafirma la determinación del regulador monetario por reducir la liquidez y controlar el crédito, debido a temores de que burbujas inflacionarias puedan estar anidándose en sectores como la construcción.

En Europa por su parte, continúan las especulaciones sobre un inminente rescate a Portugal. De hecho esta mañana existen versiones de prensa que indican que Alemania estaría presionando al Gobierno luso para activar el salvataje, debido a que pese a los esfuerzo de las autoridades portuguesas por ordenar sus finanzas, su bono a 10 años se ubica por encima del 7%. Se espera que en la cumbre de ministros de Finanzas del G20 que se desarrollará entre hoy y mañana en París, el principal foco de atención esté puesto en determinar los desequilibrios financieros globales existentes, fortalecer la regulación financiera y en reformar el sistema monetario internacional.

Con todo, otro factor que continúa inquietando a los mercados lo constituye la creciente tensión geopolítica en Medio Oriente. Luego de la caída de los Gobiernos de Túnez y Egipto la agitación social ha continuado en Libia, Irán, Bahrein y Yemen, generando crecientes peligros de desestabilización de la región y provocando importantes alzas en el precio del petróleo que hoy eran atenuadas por la decisión del PBoC.

Mercado Local

Ayer el Banco Central subió la tasa tal como se esperaba hasta 3,50% anual, sin hacer alusión al tipo de cambio. Las autoridades han descartado por ahora controles de capital y ayer el ministro de Hacienda, Felipe Larraín, señaló que de no ser por la intervención el dólar estaría $30 más abajo, calificándola merced a esto como exitosa y de paso, dando a entender que el precio actual de la divisa norteamericana les acomoda, situación que impulsó en gran medida las ventas de ayer. Recordemos que el gran problema que se presenta este año en el plano doméstico es la inflación y por ello, un dólar considerablemente más alto implicaría presiones adicionales en este tema.

Dado que el alza en la tasa de interés era ampliamente esperada, no consideramos que explique una eventual baja del dólar en casa de ver precios menores.

La corrección ayer del tipo de cambio se extendió sólo hasta $475 (no $477 como pensamos). Las compras del Central y la baja del cobre (reiteramos, hoy en US$4,43 la libra), se han enfrentado a las fuertes ventas por parte de una AFP, lo que explica las fuertes bajas.

Por ahora mantenemos una visión de corto plazo lateral entre $465-$468 y $477, con resistencia intermedia en $474.50. Recomendamos cautela frente a un mercado dominado por fuertes flujos que no han respondido a los fundamentos durante las últimas jornadas.

Fuente: FXCM Chile

Deja una respuesta