Dólar cae por deuda EEUU y bajas tasas Fed

El dólar se desplomó por tercer día consecutivo el jueves, quedando a poco camino de un mínimo histórico contra una canasta de monedas globales de referencia.

La divisa estadounidense ha recibido impactos de todos lados, dado que los inversionistas están inquietos por las tasas de interés demasiado bajas en Estados Unidos, la amenaza de una rebaja en la calificación crediticia del país y la competencia del euro como moneda de reserva alternativa.

El índice dólar, que registra el desempeño del billete verde contra una cesta de divisas, caía un 0,6 por ciento a 73,952, tras haber descendido a 73,735, su menor nivel desde agosto del 2008.

Las expectativas de que la Reserva Federal va a mantener las tasas de interés cerca de cero en el corto plazo, pese a que otros grandes bancos centrales ya comenzaron a elevarlas o a endurecer su política, han presionado al dólar en las últimas semanas.

A eso se suma la decisión de esta semana de Standard & Poor’s de rebajar el panorama de la calificación de deuda de Estados Unidos, que recordó al mercado los enormes problemas con la deuda de ese país.

El euro trepó a un máximo en 16 meses contra el dólar en cerca de 1,4650, en parte ayudado por la demanda vinculada a fusiones y adquisiciones y un incremento en el apetito por riesgo.

Analistas comentaron que el euro se ve en camino de atravesar los 1,50 dólares si el actual impulso continúa, pese a la posibilidad de una reestructuración de deuda griega.

El dólar australiano se disparó a un máximo contra la moneda estadounidense, mientras que la divisa canadiense trepó a su nivel más fuerte desde fines del 2007, aunque los operadores advirtieron de que estos movimientos podrían revertirse debido a tomas de ganancias de los inversionistas sobre posiciones cortas en dólares antes del feriado de Semana Santa.

Frente al yen, el dólar perdió un 0,8 por ciento a 81,80 yenes, tocando un mínimo de sesión luego de publicarse un índice sobre las condiciones empresariales en la zona norte de la costa este de Estados Unidos que estuvo muy por debajo de las expectativas.

Fuente: Reuters

 

Deja una respuesta