Euro cae por menores expectativas de alzas de tasas BCE

El euro cayó el jueves luego de que el Banco Central Europeo mantuviera sin cambios su pronóstico de inflación para el 2012, sugiriendo que el ritmo de incrementos de la tasa de interés de la zona pudiera ser más lento de lo que se había pensado. El presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, señaló sin embargo, que la tasa de interés, situada ahora en un 1,25 por ciento, subiría el próximo mes. Pero los mercados ya habían dado por descontado un incremento en julio.

Los operadores vendieron euros luego que el BCE dijera que la inflación se mantendría en un 1,7 por ciento en el 2012, un nivel más bajo de lo que esperaban los analistas.

Los inversionistas ahora esperan un ajuste monetario de 75 puntos base durante el próximo año, desde las apuestas a 80 puntos base antes de las declaraciones de Trichet.

Los temores por la situación de Grecia también pesaron sobre el euro, luego de que la agencia Moody’s dijera que sería difícil imaginar a los inversionistas privados participando voluntariamente en una reestructuración de deuda.

Trichet dijo que cualquier participación del sector privado debería ser voluntaria. Esta semana, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, llamó a que los tenedores privados de bonos realicen una “contribución sustancial” a un nuevo rescate financiero para Grecia.

El euro cayó un 0,5 por ciento a 1,4511 dólares y Ruskin dijo que 1,4450 dólares era un objetivo razonable a corto plazo. Contra el yen, el euro no registró cambios a 116,53 yenes, mientras que el dólar subió un 0,4 por ciento a 80,28 yenes.

La libra esterlina bajó un 0,2 por ciento a 1,6366 dólares luego de que el Banco de Inglaterra mantuviera su tasa de referencia en un mínimo histórico.

El euro subió inicialmente por encima de los 1,46 dólares después de que Trichet dijera que la “fuerte vigilancia” estaba garantizada para controlar la inflación en la zona euro, pero luego cayó abruptamente, activando órdenes de venta automáticas situadas en 1,4600 dólares, 1,4550 dólares y 1,4500 dólares.

Los inversionistas consideran que las palabras “fuerte vigilancia” son la forma que tiene Trichet de anunciar un incremento de las tasas el mes siguiente a las que las pronuncia.

El centro ahora podría regresar a la crisis de la deuda griega. Las noticias provenientes del endeudado país han sido mixtas en los últimos días y los costos de la deuda del país a corto plazo permanecen elevados.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta