Euro se desploma a mínimos de un año

El euro cerró el miércoles en un mínimo de casi un año contra el dólar y alcanzó su punto más bajo en 10 años frente al yen, tras datos que mostraron que los bancos de la zona euro aún están acaparando efectivo, poniendo nerviosos a los mercados antes de una importante subasta de bonos italianos.

Dado el fin de año, los volúmenes eran bajos, pero según operadores, los inversionistas que participaban esta semana se asustaron con el dato del Banco Central Europeo de que los bancos de la zona euro le depositaron un récord de 452.000 millones de euros (585.180 millones de dólares).

Esto se produce a solo días de que el BCE ofreciera a los bancos casi medio billón de euros en préstamos a tres años a tasas bajas, para alentar el crédito y aliviar las tensiones sobre el sistema bancario causadas por una crisis de deuda soberana que lleva ya dos años.

El euro cayó hasta un piso de 1,2910 dólares, su menor nivel desde el 10 de enero, antes de devolverse a 1,2934 dólares, cerca de un 1 por ciento por debajo de su nivel al cierre del martes en Nueva York. La baja a menos de 1,30 dólares generó órdenes automáticas de venta que aceleraron la caída, comentaron operadores.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense a diez años cayeron bajo la marca del 2 por ciento, una señal de demanda fuerte.

El optimismo visto después de que Italia recortara el precio que paga por los préstamos a seis meses se esfumó tras el reporte del BCE, por lo que los agentes cambiaron su atención a la subasta de bonos italianos a tres y 10 años prevista para el jueves, considerada más desafiante.

Los inversores han estado rechazando los bonos italianos de más largo plazo en los últimos meses por temores a que un lento crecimiento y un severo paquete de recortes de gasto y alzas de impuestos hagan difícil para el país financiar su pesada carga de deuda pública.

Italia debe atraer una fuerte demanda de inversores globales el jueves, para mantener sus costos de endeudamiento de referencia a 10 años por debajo del nivel del 7 por ciento, que los mercados estiman insostenible.

Aún así, los operadores comentaron que una o dos subastas de deuda decentes no resolverán una crisis de deuda de dos años que ya obligó a Grecia, Irlanda y Portugal a pedir recursos de emergencia.

Aunque el euro ha perdido cerca del 3,2 por ciento contra el dólar este año, la moneda ha visto fuertes fluctuaciones ya que los inversores temen que la unión monetaria pueda sufrir drásticos cambios debido a la crisis de deuda.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta