Apertura Mercados Internacionales y Dólar/Peso

Marginalmente positivos abren los mercados esta mañana siguiendo los buenos resultados corporativos y pese a las negativas noticias provenientes de Europa y US.

Standard&Poor’s rebajó la clasificación de deuda de España de largo plazo desde A a BBB+ y de corto plazo desde A-2 a A-1. Hoy hemos conocido que el desempleo alcanzó 24.4% en el país (1Q) equivalente a 5.6 mill de personas.

Italia por su parte ha realizado una colocación de deuda por un total de 5.946 mill de euros a tasas superiores a las anteriores pero con muy buena demanda, lo que ha sido bien recibido por los inversionistas. Destacan los plazos de 2 años donde colocó 2.416 mill de euros al 4.86% (anterior 4.18%) y de 10 años donde colocó 2.500 mill de euros a 5.84% (anterior 5.84%).

Siguiendo en el viejo continente, continuaban los dimes y diretes entre Hollande (candidato presidencial de Francia) y Merkel (canciller de Alemania). Luego que el primero señalará que revisará el pacto de estabilidad fiscal aprobado de la UE, la segunda le señaló este no se modificará, ante lo cual Hollande señaló que Alemania no decide por Europa entera.

En cuanto a referencias macroeconómicas, hemos conocido la confianza del consumidor GFK en Alemania, la cual para mayo bajó a 5.6 (esperado 5.9 y anterior 5.8). En US, el GPD subió al 1Q +2.2%, por debajo del +2.5% esperado y del +3.0% anterior.

Adicionalmente conoceremos la confianza del consumidor de la Universidad de Michigan (esperado 75.9 y anterior 75.7).

Mercado Local

En Chile el dólar abre nuevamente a la baja en línea con la mejora de los mercados externos y la nueva subida del cobre (hoy 3.80 o +0.7%). En términos de visión –y pese a la baja de esta semana- sigue todo igual dentro del rango $482 y $490. SOLO una ruptura de los extremos podría indicar un nuevo movimiento del dólar.

Anoche se anunció finalmente la reforma tributaria con miras a financiar una mejora en la educación. Lo más destacable es el aumento de 17% a 20% en el impuesto a las empresas y el flexibilidad del impuesto específico a los combustibles, el cual disminuirá a medida que aumente el precio del combustible y aumentará a medida que disminuya, sirviendo como estabilizador del precio. Esto podría tener un impacto en el mayor control de la inflación, evitando subidas bruscas del IPC por efectos puntuales del alza del petróleo.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta