Acciones europeas cierran a la baja golpeadas por violencia Libia

Las bolsas europeas cayeron con fuerza el lunes, tras disturbios en Libia que generaron preocupación por el suministro de energía y redujeron el apetito de los inversores por el riesgo, siendo los títulos italianos los más castigados.

Un aumento de la violencia entre los manifestantes anti gobierno y las fuerzas leales al líder autocrático Muammar Gaddafi durante el fin de semana provocaron un amplio retroceso en las bolsas de la región, aunque el volumen de los negocios fue reducido por el feriado en Estados Unidos.

Las nuevas advertencias sobre la inflación hechas por varios miembros del Banco Central Europeo (BCE) se sumaron al tono pesimista, después de que la actividad del sector privado en la zona euro y el dato de confianza alemán apuntaron a una sólida recuperación con aumento de la presión sobre precios.

El índice FTSEurofirst 300 de las principales bolsas europeas cerró con una caída del 1,3 por ciento, a 1.171,41 puntos, tras el descenso del 0,01 por ciento del viernes, aunque acumula una subida del 4,4 por ciento en lo que va de año.

El volumen negociado fue del 89 por ciento del nivel promedio de los últimos 30 días.

La subida del crudo Brent a un máximo de dos años y medio impulsado por las tensiones en Libia produjo cautela entre los inversores respecto a la perspectiva del crecimiento. Entre las principales perjudicadas por sus vínculos con el país estuvieron las acciones del grupo energético italiano ENI y la refinaría austríaca OMV.

OMV cayó un 4,2 por ciento ante la preocupación de que su suministro de petróleo pudiera verse afectado, en tanto ENI, que tiene amplios intereses en el país y ha prometido invertir ahí 25.000 millones de dólares, cayó alrededor de un 5,1 por ciento.

Los papeles italianos con exposición en Libia se encontraban entre los que registraron las mayores caídas en Europa, con bancos como UniCredit, UBI Banca e Intesa SanPaolo y firmas industriales como Finmeccanica registrando una baja de entre un 2,5 y un 5,8 por ciento.

El índice italiano de las acciones líderes FTSE MIB cerró con una baja del 3,6 por ciento, borrando 14.000 millones de euros de su capitalización de mercado en lo que constituyó la peor sesión en ocho meses.

En el resto de Europa, en tanto, el índice de Londres FTSE 100 cerró un 1,1 por ciento abajo, el DAX de Alemania finalizó con una baja del 1,4 por ciento, y el CAC-40 de Francia tuvo una caída de un 1,4 por ciento.

No todas las acciones fueron afectadas por las noticias de Libia. Las de los productores de oro y plata se beneficiaron por una corrida hacia ambos metales, considerados un refugio seguro en tiempos de crisis.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta