Caen bolsas en Asia por violencia en Libia

Los precios del petróleo saltaron y las bolsas en Asia retrocedieron el martes debido al temor de los inversores por la crisis en Libia, que los llevó a buscar la seguridad de los bonos soberanos y el oro, lo que impulsó al metal precioso a un máximo en siete semanas.

Los futuros del crudo estadounidense tocaron máximos en dos años y medio por la preocupación de que la violencia en Libia reduzca aún más la producción del país miembro de la OPEP y de otras naciones en el norte de Africa y en Oriente Medio.

El crudo Brent de Londres para entrega en abril subió 1,42 dólares, a 107,16 dólares el barril, luego de trepar hasta 108,18 dólares en las primera operaciones. El lunes, el crudo Brent tocó un máximo en dos años y medio, a 108,7 dólares.

El índice Nikkei de la bolsa de Tokio cerró con una baja de un 1,8 por ciento y el referencial MSCI de acciones asiáticas no japonesas retrocedía un 1,8 por ciento.

La agencia Moody’s Investors Service cambió el panorama de la calificación de la deuda soberana de Japón de Aa2 a negativo desde estable, advirtiendo que las políticas del Gobierno no serían suficientes para controlar la enorme deuda pública del país.

El oro, un refugio tradicional en tiempos de agitación, extendió sus ganancias a su máximo en siete semanas, lo que a su vez llevó a la plata a su máximo desde 1980. El oro al contado subió 3,75 dólares, a 1.409,7 dólares la onza, pero pronto retrocedió hacia terreno negativo. La plata saltó sobre 34 dólares la onza, su máximo desde 1980, antes de volver a caer cerca de 33,33 dólares.

El dólar trepó un 0,5 por ciento contra una canasta de importante divisas a 78,107 por la violencia en Libia.

Las fuerzas leales al líder libio, Muammar Gaddafi, han sostenido una batalla cada vez más sangrienta para mantenerlo en el poder, con residentes locales reportando disparos en la capital Trípoli y un activista político dijo que aviones de guerra bombardearon la ciudad.

Las fuerzas de seguridad causaron la muerte a decenas de personas a lo largo del país, dijeron grupos de derechos humanos y testigos, provocando amplias condenas de gobiernos extranjeros.

Uno de los movimientos más bruscos lo registró el dólar neozelandés, que cayó un 1,5 por ciento a 0,7523 dólares estadounidenses luego de que un terremoto golpeó la segunda ciudad más grande Nueva Zelanda, Christchurch.

Fuente: Agencias

Deja una respuesta