Acciones EE.UU. caen ante subida del crudo

Las acciones estadounidenses cayeron el miércoles por segunda sesión consecutiva, luego de que la violencia en Libia disparó los precios del petróleo a 100 dólares y los valores tecnológicos se hundieron, agregando credibilidad a los pronósticos de una corrección del mercado.

Los futuros del crudo alcanzaron su nivel más alto desde octubre del 2008 en medio de temores a una interrupción del suministro desde Libia, importante productor de crudo. Al cierre, el petróleo retrocedió desde los altos niveles alcanzados y ayudó a las acciones a recortar perdidas.

La caída del día sucede a un descenso del 2,1 por ciento en el índice S&P 500 el martes, y marca la segunda sesión consecutiva con volumen de negocios por encima del promedio. Sin embardo, como se espera una leve corrección, los inversores están aceptando los descensos con indiferencia.

El índice Nasdaq encabezó las caídas pues acciones que hace poco lideraron las subidas también perdieron terreno.

Hewlett-Packard a última hora del martes recortó su pronóstico de ventas para el 2011 ante la merma de la demanda de sus computadoras personales, y por lo menos seis corredoras recortaron el precio objetivo sobre la acciones.

El índice S&P 500 trepó casi un 25 por ciento desde el comienzo de septiembre y numerosos analistas han dicho que es posible una corrección a corto plazo. Sin embargo, el índice se recuperó tras tocar un mínimo intradía a 1.299,55 puntos durante la sesión. Los analistas previeron respaldo en 1,296, un máximo del S&P a mediados de enero.

Algunos vieron la caída como una oportunidad para comprar, destacando que el panorama a largo plazo sigue siendo alcista para las acciones incluso si los mercados bursátiles caen un poco más.

El índice industrial Dow Jones cayó 107,01 puntos, o 0,88 por ciento, a 12.105,78. El índice Standard & Poor’s 500 Index perdió 8,04 puntos, o 0,61 por ciento, y cerró a 1.307,40, mientras que el Nasdaq Composite cedió 33,43 puntos, o 1,21 por ciento, a 2.722,99.

Si bien el encarecimiento del petróleo suele impulsar las acciones de compañías energéticas, también debilita al mercado en general. Costos energéticos más altos tienden a retumbar en toda la economía, aumentando los costos de los servicios públicos, de las manufacturas y del transporte.

El índice energético S&P ganó un 2 por ciento, mientras que el índice de transporte de Dow Jones cayó un 2,1 por ciento.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta