Euro retrocede desde máximos

El euro retrocedía el lunes tras alcanzar máximos de 11 meses contra el yen y los niveles más altos en cinco meses frente al dólar, mientras los analistas señalaban que las expectativas de tasas de interés más altas en la zona euro ya habían sido absorbidas por la moneda única.

Los mercados esperan que el Banco Central Europeo reaccione ante las crecientes presiones inflacionarias que enfrenta la zona euro subiendo el jueves las tasas de interés desde el mínimo histórico del 1 por ciento, con otros dos aumentos de 25 puntos base para fines de año.

Compras de bancos centrales de Asia y de otros inversionistas probablemente ofrezcan un sólido respaldo para el euro en el nivel del 1,4190 dólares, mientras que también se citaron órdenes de frenar pérdidas por debajo de 1,4150 dólares.

Analistas dijeron que había una serie de riesgos esta semana, entre ellos las decisiones de varios bancos centrales del mundo desarrollado y varias intervenciones de funcionarios de la Reserva Federal estadounidense. Eso podría llevar a que los inversionistas adopten una actitud de esperar y ver qué sucede.

Es probable que el Banco de Japón recorte su evaluación económica y mantenga su política ultraflexible el miércoles, al tiempo que comentarios de altos funcionarios de la Fed el viernes destacaron la divergencia e incertidumbre en torno a la necesidad de endurecer la política monetaria de Estados Unidos.

El euro subió a 1,4269 dólares en la sesión cambiaria de Asia, pero se estancó antes de su máximo de noviembre del 2010, visto como nivel de resistencia en torno a 1,4281 dólares. Posteriormente cotizaba a 1,4238 dólares, con un alza de apenas 0,1 por ciento.

El euro superó brevemente los 120 yenes por primera vez desde mayo del 2010, pero luego retrocedió a 119,55, una baja del 0,1 por ciento frente al cierre del viernes en el mercado de Nueva York.

Uno de los miembros más influyentes de la Fed, William Dudley, presidente del Banco de la Reserva Federal de Nueva York, se opuso el viernes al tono de otros funcionarios de la Fed que mantienen una actitud agresiva para combatir la inflación, señalando que no veía necesidad de que el banco central revierta su política.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta