Bolsas en Asia caen por datos negativos

Las bolsas en Asia retrocedieron el martes luego de que débiles datos de manufactura global y en Estados Unidos se sumaron al temor por la salud de la economía mundial, mientras que un yen fortalecido llevó a especular que Tokio podría intervenir.

Un acuerdo de última hora para elevar el techo de deuda estadounidense superó su mayor obstáculo en la Cámara de Representantes, alejando la posibilidad de una moratoria, pero sin despejar completamente el temor de que Washington pueda perder su calificación crediticia.

El sector fabril estadounidense se expandió a su ritmo más lento en dos años durante julio, mostraron sondeos, debido a que las fábricas reportaron una contracción en las órdenes por primera vez desde que las economías más importantes emergieron de la crisis bancaria y la recesión del 2008.

Las preocupaciones económicas sumadas a la incertidumbre ante el acuerdo de deuda estadounidense avivaron la demanda de divisas como el franco suizo y pesaron sobre los activos de riesgo como el petróleo y las acciones.

El índice japonés Nikkei cayó un 1,3 por ciento, mientras que el referencial MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón cedía un 1,6 por ciento.

Agravando el pesimismo está la inquietud respecto al efecto que tendrán sobre el crecimiento los recortes de gasto contenidos en el acuerdo de deuda estadounidense, que fija un panel especial del Congreso para ubicar 1,5 billones de dólares en ahorros para fines de noviembre.

En los mercados de divisas, el dólar cotizaba en torno a 0,7805 francos suizos el martes, luego de tocar un mínimo histórico el lunes cerca de 0,7730 unidades.

Contra el yen, el billete verde se mantuvo cerca de 77,40 unidades, recuperándose del mínimo de 76,29 que tocó el lunes en la plataforma electrónica EBS, su menor nivel desde la intervención coordinada de importantes bancos centrales a mediados de marzo para desacelerar la apreciación del yen.

Funcionarios nipones dijeron que el yen, que ha repuntado casi un 5 por ciento este mes, está demasiado apreciado y podría dañar a una economía que lucha por recuperarse desde el terremoto de marzo, lo que puso a los mercados en alerta ante una posible intervención.

El oro subió, apoyado por la noticia de que el banco central de Corea del Sur compró 25 toneladas del metal precioso en los últimos meses para diversificar sus reservas en moneda extranjera. El oro al contado cotizaba en torno a 1.623,26 dólares la onza.

El petróleo, estadounidense retrocedió a 94,66 dólares el barril, luego de caer hasta 93,42 dólares el lunes, su nivel más débil desde fines de junio.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta