Wall Street cierra semana con fuerte caída, rebaja en calificación generaría nuevas ola ventas

Las acciones estadounidenses cerraron el viernes su peor semana en más de dos años en una sesión volátil que presenció movimientos oscilatorios de los principales índices una y otra vez, antes de que el S&P se asentara con una pequeña pérdida.

La intensa venta de esta semana refleja la frustración ante la ralentización del crecimiento económico y la incapacidad de los políticos para abordar las apremiantes preocupaciones sobre la alta deuda pública en Europa y en Estados Unidos.

El índice CBOE de volatilidad o VIX, el denominado indicador del miedo de Wall Street, subió más temprano hasta un 39,25, su nivel más alto desde mayo del 2010, pero finalizó en 32, un alza de un 1,1 por ciento.

Los mercados han estado observando a los funcionarios europeos en busca de información sobre cómo se manejará la crisis de deuda de la región.

Parte de la pérdida de la confianza emanó de lo que lo inversores denominan una inadecuada respuesta a las crecientes amenazas a las grandes economías de la eurozona de España e Italia y a la exposición de los bancos a su atribulada deuda.

En Estados Unidos, los datos de las nóminas no agrícolas demostraron un incremento de 117.000 empleos en julio comparado con un pronóstico de un aumento de 85.000 empleos. En tanto la tasa de desempleo del país cayó a un 9,1 por ciento el mes pasado desde un 9,2 por ciento en junio, informó el Departamento de Trabajo.

Al cierre, el promedio industrial Dow Jones subió 60,93 puntos, o un 0,54 por ciento, para cerrar en 11.444,61 unidades. Pero el índice Standard & Poor’s 500 bajó 0,69 puntos, o un 0,06 por ciento, a 1.199,38. El índice Nasdaq Composite bajó 23,98 puntos, o un 0,94 por ciento, a 2.532,41 unidades. Para la semana, el Dow cayó un 5,8 por ciento, el S&P bajó un 7,2 por ciento y el Nasdaq perdió un 8,1 por ciento.

Deja una respuesta