Acciones de EE.UU. cierran peor trimestre desde crisis del 2008

Las acciones estadounidenses terminaron el viernes su peor trimestre desde la crisis de crédito del 2008, golpeadas por la debacle de la deuda europea, el recorte de la calificación crediticia de Estados Unidos y una economía global que no despega.

El pronunciado descenso del viernes puso el cierre al quinto mes consecutivo con perdidas, luego de que débiles datos económicos de China avivaron temores de una desaceleración económica global.

Paralelamente, las acciones del banco de inversión Morgan Stanley se desplomaron por temores respecto a su exposición a los bancos europeos, que están en el centro de la escena por la crisis de deuda en la zona euro.

El índice S&P 500 perdió mas de un 14 por ciento este trimestre y por encima de un 7 por ciento sólo en septiembre. Hasta el jueves, la marcada caída de Wall Street en el tercer trimestre borró 2,2 billones de dólares del índice Wiltshire 5000, el indicador más amplio de las acciones estadounidense.

Las acciones han sido sacudidas por la amenaza de una desaceleración y por los temores a que un incumplimiento de la deuda griega pueda provocar un impacto crediticio similar al causado por Lehman Brothers en septiembre del 2008, causando una caída vertiginosa de los mercados.

Los temores a un freno brusco de la segunda más grande economía del mundo se sumó a la potente mezcla que preocupa a los inversores después de que el sector manufacturero chino se contrajo por tercer mes consecutivo.

Los inversores estarán observando el PMI oficial de China, previsto para el sábado, que podría una vez más haber subido levemente en septiembre. Cualquier decepción podría significar un duro golpe para los mercados.

Hasta el jueves, el índice mundial de acciones de MSCI había perdido casi 4,7 billones de dólares en capitalización de mercado. El índice referencial S&P 500 de Estados Unidos perdió durante el trimestre casi 1,7 billones de dólares en capitalización de mercado.

Los mercados mostraron poca reacción a reportes económicos de Estados Unidos que mostraron cifras mejores a las esperadas por los analistas.

La actividad manufacturera en la región central mostró sólidas cifras y también se conoció un mayor optimismo de los consumidores sobre el fin de septiembre.

Deja una respuesta