Zona de los 1.600 puntos entrega importante soporte al índice S&P 500

Las acciones de EEUU cayeron más de un 1 por ciento en la sesión del miércoles en la bolsa de Nueva York, luego de que el presidente de la Reserva Federal dijo que el banco central podría comenzar a reducir su programa de estímulos antes de fin de año si la economía demuestra ser lo suficientemente fuerte.

El comportamiento reciente de las acciones ha estado estrechamente ligado a la política monetaria ultra flexible de la Fed, que ha sido clave en el avance del índice S&P 500 de más del 14 por ciento en lo que va de este año.

Bernanke dijo en una conferencia de prensa que el banco central espera desacelerar el ritmo de compras de bonos del Tesoro más adelante en el año y finalizar el programa alrededor de mediados del 2014.

Aunque los inversores esperaban que la Fed retirara su inyección de estímulo, los comentarios de Bernanke dieron un plazo límite más explicito a los mercados, lo que hizo caer con fuerza a las acciones con un fuerte volumen de negocios.

Las medidas ayudaron al mercado bursátil a tocar un máximo histórico el 21 de mayo, un día antes de que Bernanke dijera que la Fed podría reducir sus compras de activos en sus «próximas reuniones» si la economía mantenía su fuerza. Sus comentarios sacudieron a los mercados, impulsando los rendimientos de los bonos y frenando una escalada en las acciones.

En estos momentos, el índice S&P 500 se encuentra cotizando sobre una importante línea de tendencia alcista, que actúa como soporte en torno al nivel de los 1.600 puntos, por lo que mientras el índice siga cotizando por sobre dicho nivel, la tendencia alcista se mantiene intacta.

Al alza, un avance del índice sobre los 1.650 puntos podría impulsar al S&P en busca de nuevos máximos.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion