Wall Street sigue mostrando señales de debilidad de corto plazo

Wall Street opera en sesión volátil moviéndose entre pérdidas y ganancias luego de una ruptura del soporte clave en el S&P 500 definido por la media móvil simple de 50 días.

Presión compradora sigue débil, por lo que una caída bajo el nivel de Fibonacci del 23,6% en torno a los 3.250 puntos podría gatillar una nueva ola de ventas, presionando a las acciones de EEUU hacia el próximo nivel de retroceso de Fibonacci en la zona de los 3.050 puntos.

Por su parte, el indicador de fuerza relativa RSI sigue operando a la baja y con espacio para nuevos retrocesos, por lo que aún no se ven señales claras de un rebote sólido.

Los comentarios están cerrados.