Nikkei cierra con alza del 0,32%

Las bolsas en Asia terminaban al alza hoy  con las acciones energéticas y de recursos liderando la jornada de alzas, debido al incremento en la demanda de activos de riesgo, luego de que Wall Street repuntó gracias a ganancias y datos económicos positivos de EE.UU.

El índice Nikkei de Japón subió un 0,3% a 10.404,33 unidades por sólidos datos de Estados Unidos, aunque una caída de las acciones de Toyota Motor pesó después de la llamada a revisión de coches por un fallo en el acelerador.

El aumento en las ventas de casas de segunda mano y robustas ganancias de importantes empresas en los sectores de consumo e industria apuntaban a un firme rebote en la demanda, impulsando ganancias de hasta un 1,3% en índices bursátiles clave en Estados Unidos.

El temor de un bajón de ventas extendido empujó los papeles de Toyota un 5,7% a la baja. Toyota ha perdido hasta la fecha casi un 20% de su valor de mercado desde que anunció su retiro de vehículos el 21 de enero.

Todas las miradas estarán pendientes en la automotriz cuando anuncie el jueves su resultados del tercer trimestre y cómo el retiro afectará sus pronósticos de ganancias para el 2010.

El índice MSCI de acciones asiáticas fuera de Japón subía un 1,9% alejándose de mínimos de tres meses. El referencial ha caído cerca de un 4% en lo que va del año, luego de un repunte de un 68% en el 2009.

El dólar estadounidense se mantenía estable luego de retroceder desde máximos de seis meses contra una canasta de divisas a medida que los inversores regresaban a las monedas de alto rendimiento.

El euro conservaba las ganancias que obtuvo el martes, cotizándose cerca de 1,3953 dólares en Asia, en momentos en que los inversores aguardan el veredicto de la Comisión Europea sobre el plan de Atenas para reducir su creciente déficit.

Los futuros del crudo estadounidense se mantenían cerca de 77,19 dólares el barril, luego de que un reporte de la industria mostró un incremento mayor que lo esperado en los inventarios en Estados Unidos durante la semana pasada.

Los precios del oro se mantenían fijos en torno a 1.114,65 dólares la onza, luego de tocar durante la jornada anterior su máximo nivel en casi dos semanas, con los inversores aguardando los datos laborales que se darán a conocer esta semana para evaluar las posibilidades de la economía y el dólar estadounidense.

Deja una respuesta