Mercados de América Latina avanzan por apetito riesgo y dólar débil

Las acciones y monedas de América Latina avanzaron el martes impulsadas por un sólido repunte en un indicador sobre la actividad fabril regional en Estados Unidos y una caída del dólar, que motivaron un alza en los papeles relacionados con las materias primas.

La mayoría de las monedas de América Latina se apreciaron frente al dólar, luego de que la moneda estadounidense se debilitara frente al euro después de que los operadores consideraran que la moneda europea había caído demasiado en las últimas semanas por exagerados temores sobre las finanzas públicas de Grecia.

Las acciones de la región avanzaron un 1,11% según el indicador de acciones MSCI.

Un repunte en el indicador sobre la actividad fabril del estado de Nueva York en febrero impulsó el optimismo sobre una recuperación económica, lo que incrementó el apetito por el riesgo y favoreció a las acciones.

El índice manufacturero de la Reserva Federal de Nueva York subió a su mayor nivel desde octubre debido a un repunte en los inventarios.

El índice bursátil mexicano IPC subió un 1,32% luego que un repunte en las manufacturas de Estados Unidos alentara el panorama para las exportaciones mexicanas.

Los mercados brasileños estuvieron cerrados el martes por segundo día en la última jornada del Carnaval.

El IPSA subió un 1,44% mientras que el medidor más amplio IGPA subió un 1,2% en una sesión con un bajo volumen de operaciones, alentados por un avance en las materias primas y los títulos de las empresas energéticas.

El índice de la bolsa peruana también avanzó, en este caso un 1,22% alentado por un avance de las acciones del sector minero, debido al alza en los precios de los minerales, especialmente el del cobre, que alcanzó su mayor nivel desde fines de enero.

El euro avanzó más de un 1 por ciento frente al dólar, para tocar un máximo de la sesión de 1,3775 dólares, en su mayor avance diario desde fines de noviembre, luego de que los operadores consideraran que la moneda había caído exageradamente por los problemas fiscales de Grecia.

La debilidad del dólar impulsó el valor de las monedas de riesgo como el peso mexicano que subió un 0,61%, a 12,853 unidades por dólar.

El peso chileno subió un 0,42% a 527,3 pesos por dólar, mientras que el peso colombiano avanzó un 0,36% a 1.929,4 unidades. El sol peruano se apreció un 0,18% a 2,849 soles por dólar.

Un dólar más débil hace de las materias primas denominadas en dólares más baratas para los tenedores de otras divisas.

Los precios del cobre repuntaron el martes a 3,2215 dólares por libra, su mayor nivel desde su cierre del 27 de enero. El petróleo crudo subió 2,88 dólares a 77,01 dólares por barril.

Los diferenciales de los rendimientos de la deuda de la región se mantuvieron sin cambios en 304 puntos bases frente a las notas del Tesoro estadounidense bajo el índice EMBI+ de JP Morgan.

Fuente: Reuters

Deja una respuesta